El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Un niño judío es obligado a besar zapatos de su compañero musulmán

hace 1 mese(s)

,

La noticia ya está dando la vuelta al mundo, procedente de un suburbio de la ciudad australiana Melbourne.

Ocurrió en el Cheltenham Secondary College. Periódicos locales informaron de este suceso que involucra a un menor de 12 años como víctima de este nuevo ataque antisemita en las escuelas australianas.

Un estudiante musulmán de 7 años, habría amenazado a su compañero judío con ser agredido por otros escolares, si no besaba sus zapatos en señal de sumisión.

Los menores involucrados en el ataque antisemita, tomaron video y fotos al momento de que el niño judío se vio obligado a humillarse.

Pero en la escuela secundaria se habían mantenido al margen de los hechos, asegurando que no tenían responsabilidad por el incidente. Tampoco el Departamento de Educación actuó de inmediato.

“Me ofendí mucho con el Departamento de Educación, porque no hicieron nada para proteger a mi hijo en ningún momento, eso es lo que me disgusta”, aseguró la madre del menor agredido.

Para solventar la situación que la escuela y gobierno se negaron a resolver, los padres de ambos niños (judió y musulmán) se sentaron juntos y hablaron de lo ocurrido.

“Nos sentamos, sus padres, los dos niños y yo, alrededor de la mesa y explicamos las consecuencias de la intimidación y lo que significaba para nosotros como padres en cuanto a construir puentes entre judíos y musulmanes en la sociedad y no crear divisiones como esa foto”, agregó la madre ofendida, quien prefiere no revelar su nombre.

No es el primer caso. Otro menor de tan solo 5 años fue llamado “cucaracha judía” por otro de sus compañeros en la escuela primaria Hawthorn West.

Su madre habló de las ofensas que sufrió el niño. También se burlaron de su pene circuncidado.



La mujer se mostró sorprendida por lo que refleja, a su criterio, “el lenguaje antisemita del Holocausto”.

Las autoridades locales de educación respondieron en un inicio que “no podían corroborar las palabras, porque no fueron escuchadas por los maestros”.

No obstante, llevaron a la escuela a proporcionar temporalmente un baño separado para el niño como un “plan de seguridad”, aunque falló en su segundo día de implementado. Los insultos y hasta agresiones físicas continuaron.

Reacción obligada de las autoridades

No fue hasta que ambos casos se hicieron virales, que el Departamento de Educación aseguró que tomaría acciones.

El ministro de Educación de de Victoria, James Merlino, ha ordenado una investigación inmediata de los acontencimientos en las dos escuelas de Melbourne. Ha calificado los hechos de “atroces e impactantes”.

La primera acción inmediata es reunirse el próximo lunes con las familias afectadas en la secundaria Cheltenham. Se supo que los padres del niño musulmán se han declarado “horrorizados” por la conducta de su hijo.

También habrá un encuentro para asistir al menor de 5 años víctima del otro ataque antisemita.

Los otros niños que vigilaban mientras agredían a sus compañeros, no eran musulmanes. Las autoridades de Educación también están indagando detalles de su participación.

Otras instituciones gubernamentales se han ido sumando a la condena, ahora que los casos son de total dominio público.

El tesorero federal Josh Frydenberg calificó los incidentes de “completamente inaceptables”, pidiendo lecciones sobre el Holocausto, en el que unos 6 millones de judíos fueron asesinados en Europa, para ser incluidos en el plan de estudios australiano.


Notas Relacionadas