El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Evo Morales: "E paro cívico del 21 de agosto es rendir el mejor homenaje a la dictadura de Banzer"

hace 2 mese(s)

,



El presidente Evo Morales afirmó el martes que el paro cívico convocado para el 21 de agosto, convocado por sectores de la derecha boliviana, es rendir el mejor homenaje a la dictadura del general Hugo Banzer Suárez (1971), la más sangrienta en la historia de Bolivia.

El jefe de Estado, en un acto en el que entregó equipo médico en Sucre, dijo que algunos militantes de la derecha boliviana "se están dejando engañar con sus dirigentes", que en vez de conmemorar la democracia buscan homenajear la dictadura.

"Ellos dicen paro el 21 de agosto, pero es el mejor homenaje al general Banzer, al golpe de Estado de 1971, siento que algunos militantes de la derecha están siendo engañados por sus dirigentes, llevando un paro el 21 de agosto para hacer homenaje a la dictadura", puntualizó en su discurso.

Grupos opositores a la reelección del presidente Evo Morales determinaron organizar un paro cívico indefinido desde el 10 de octubre, además convocaron a un paro nacional para el 21 de agosto, entre otras medidas de presión.

"Algunos de sus dirigentes están engañando a los opositores ¿qué es 21 de agosto? Es el golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez, hacer paro el 21 de agosto es un homenaje al golpe de Banzer, a la dictadura y no a la democracia", insistió el Primer Mandatario.

El 21 de agosto de 1971, el entonces coronel Hugo Banzer derrocó al gobierno popular de Juan José Torres y asumió el cargo de presidente con el apoyo de Estados Unidos, por su declarado anticomunismo.

Según los historiadores, Banzer fue un cruel dictador por siete años, en un gobierno que se caracterizó por la permanente violación de los derechos humanos, que formó parte del Plan Cóndor.

La Operación Cóndor o el Plan Cóndor fue un plan de inteligencia diseñado y coordinado por los servicios de seguridad de las dictaduras militares de Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, en colaboración con la CIA de Estados Unidos, para aniquilar a la izquierda opositora durante la década de los 70.

Banzer murió en 2002, a los 76 años, sin revelar el destino de los desaparecidos entre 1971 y 1978.

 


Notas Relacionadas