El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Chile marchó por el aborto y contra el racismo

“Abortamos la opresión y la misoginia”, fue uno de los mensajes que se hicieron sentir frente a la sede del gobierno chileno, La Moneda.

hace 1 mese(s)

,

Los pañuelos verdes coparon una vez más la principal avenida de Santiago en la séptima marcha a favor del aborto libre en Chile, una demanda histórica del movimiento feminista que a fines de 2017 logró que se aprobara para los casos de violación, inviabilidad del feto y riesgo de vida de la madre, algo que ni siquiera estaba contemplado en la legislación del país. “Con este gobierno no tenemos esperanzas, pero lo vamos a lograr tarde o temprano”, sostuvieron las organizadoras desde la marcha.

“Aborto legal, seguro y gratuito”, fue la demanda que retumbó a lo largo de la séptima marcha por el aborto libre que se realiza en Chile y que este año sumó a grupos migrantes que añadieron a la movilización un grito antirracista.

“Las mujeres de todos los tiempos abortamos, siempre abortamos. Cuando una se enfrenta a un embarazo no deseado lo termina. Quien no tiene recursos no tiene redes aborta de la peor manera, aborta con graves riesgos para su salud y vida”, sostuvo Gloria Maira, coordinadora de mesa de acción por el aborto libre en Chile.

La activista marchó junto a miles de manifestantes, en su mayoría mujeres, en una movilización que tuvo baile, tambores y altavoces que repitieron mensajes alusivos al aborto legal y la libre elección de las mujeres sobre su propio cuerpo.

“Abortamos la opresión y la misoginia”, fue uno de los mensajes que se hicieron sentir frente a la sede del gobierno chileno, La Moneda.

El dictador Augusto Pinochet prohibió en el último año de su régimen (1973-1990) el aborto en todas sus formas, y recién en 2017 el Congreso chileno aprobó una norma impulsada por Michelle Bachelet, dos veces presidenta de Chile, que despenalizó el aborto en tres causales.

Riesgo de vida de la madre, inviabilidad del feto y violación son las causales que permiten la interrupción legal del embarazo. Estas causales incluyen apenas el 3% de los miles de abortos que se realizan en el país de forma clandestina, aseguran los movimientos sociales que consideran insuficiente la legislación actual.



Asimismo, los movimientos feministas denuncian falencias en el sistema de implementación del aborto terapéutico. Para Maira falta “voluntad política” desde el gobierno de Sebastián Piñera para que la ley se cumpla sin fisuras.

Las migrantes abortan en peores condiciones

La marcha por el aborto libre fue convocada por la Coordinadora Feministas en Lucha y como coincidió con el Día Internacional de la Mujer Negra Latinoamericana y Caribeña las consignas incluyeron también los reclamos de las migrantes. “La lucha antirracista unida a la del aborto libre se manifiesta contra las políticas racistas, xenófobas y misóginas que el Estado chileno y particularmente este gobierno de derecha y neoliberal han instalado en este país”, reafirmaron las organizadoras.

La vocera de la Coordinadora Feministas en Lucha, Verónica Ávila, señaló que de este Gobierno no esperan nada, y que lo que realmente les interesa es poder instalar el debate en la sociedad para llevarlo a todas las mujeres.

“Nosotras estamos todas condenadas al aborto clandestino por igual, pero las compañeras tienen una dificultad que es peor, porque muchas son inmigrantes y no tienen redes de apoyo o alguien que les brinden el medicamento para abortar”, señaló Ávila desde la marcha.

Advirtió que cuando las migrantes logran acceder a un aborto “lo hacen en mucha más soledad que nosotras y si llegaran a necesitar de los servicios médicos son absolutamente maltratadas y criminalizadas peor que nosotras”, aseguró.

Con pancartas, donde se podía leer “Mi cuerpo, mi decisión”, “Libertad para abortar”, “No nos maten” y “No más, somos más”, las cientos de jóvenes, muchas de ellas inmigrantes, llegaron hasta la sede del Ejecutivo.///


Notas Relacionadas