El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Hombre encerró, golpeó y violó por 2 días a su expareja en Cochabamba

hace 3 mese(s)

,

Vania, nombre ficticio, de 32 años, fue víctima de tentativa de feminicidio por parte de su expareja, quien la agredió físicamente y la encerró en una habitación por dos días curándole una fractura de mandíbula utilizando analgésicos.

Según la agredida, los malos tratos por parte de su ex pareja, con quien tiene tres hijas pequeñas,  comenzaron hace varios años. Lo denunció en cinco oportunidades por violencia familiar, pero las mismas no prosperaron. Desistió de ellas debido a la retardación en la atención.

Vania, cansada de los golpes y malos tratos, se separó de su entonces pareja y decidió vivir sola con sus pequeñas hijas. En vísperas del  cumpleaños de una de sus hijas, en febrero de este año, acordó con el padre de sus hijas  organizar una fiesta y que ambos participarían del acontecimiento.

La fiesta transcurrió sin conflictos y cuando esta terminó, el hombre le pidió a Vania ir a la casa de su madre para que pueda ver a sus nietas.

Aceptó y se dirigieron a la vivienda de la abuela de las niñas. Una vez allá, el hombre la encerró en una habitación, mientras que su madre  se hizo cargo de las tres pequeñas.

Durante dos días la golpeó, la insultó y la agredió sexualmente. “Me dio una patada en la mandíbula y la dislocó, luego él mismo agarró mi hueso y lo volvió a acomodar en su lugar con sus propias manos”, relató. Según Vania, el dolor era tan insoportable que no pudo probar bocado alguno de comida y para aliviar su agonia, el agresor le colocaba calmantes sublinguales. Vania le pidió que la lleve al médico, pero este le decía que no la dejaría ir porque tenía miedo de que ella escape.

Al final del segundo día, con engaños, logró salir de la habitación. Tuvo que prometer a su expareja que estaba yendo a su casa a recoger sus cosas para volver a su lado, así aprovechó para escapar junto a sus hijas y pedir ayuda.

El médico forense determinó 45 días de impedimento por fractura maxilar. Vania acudió al hospital Viedma para una cirugía y al reconstrucción de su maxilar, sin embargo, denunció que fue víctima de negligencia médica.



Sin dinero para pagar la cirugía que le costaría alrededor de 28.000 bolivianos, acudió a la organización Voces Libres que le ayudaron a recolectar el dinero para su operación.

Con la intervención de la institución lograron que la cirugía que estaba programada para dentro de un mes sea atendida como emergencia.

El día de la cirugía, la anestesia general no cumplió con el efecto y Vania sintió toda la cirugía, la extracción uno a uno de sus dientes  y los comentarios del cirujano quien le decía a sus ayudantes que “si su marido le pegaba era porque debío hacer algo indebido”. Tras la cirugía, los dolores persisitieron por cuatro meses más en los que Vania bajó 10 kilos ya que no lograba comer y tampoco cerrar la boca.

Cansada de la situación y de que el médico no le de una solución, acude a otro especialista quien tras hacerle una radiografía descubrió que existen otras dos fracturas en la mandíbula que no fueron tratadas y ahora debe someterse a una nueva cirugía.

DENUNCIA

El colectivo Mujeres de Fuego, está prestando ayuda a Vania en la parte legal y en cuanto a la denuncia por las agresiones sufridas por la pareja, hasta el momento no existe una imputación del caso.

Asimismo, presentaron ante el director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Rodolfo Mena, y ante el representante del Defensor del Pueblo, Nelson Cox, una denuncia por negligencia médica en contra del cirujano.

Al respecto, el director del SEDES adelantó que aún no conoce la denuncia y recordó que todas las quejas que llegan a esta instancia son investigadas y que se actuará de igual forma en esta.


Notas Relacionadas