El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Así se celebró los 120 años de la migración japonesa en Bolivia

hace 1 mese(s)

,

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera felicitó el miércoles a los migrantes de Japón por su presencia y aporte a Bolivia, en el marco del acto en conmemoración a los 120 años de permanencia en el país, que se realizó en la ciudad de Santa Cruz con la presencia de la princesa Mako de Akishino que comparte con las colonias del país nipón asentadas en el territorio nacional.

"Nos sentimos honrados por la presencia de su alteza, la princesa Mako, nos ha sorprendido su cariño por nuestra patria la amabilidad con nuestra gente, la sencillez para tratar con otras personas, es un honor tenerla acá y esperamos que estas horas, estos días que está compartiendo con los migrantes japoneses queden grabados en su corazón y su alma para los siguientes años", dijo en su discurso central.

García Linera destacó que la migración japonesa se caracteriza por el trabajo esforzado y laborioso que ha contribuido al desarrollo de Bolivia y el aporte en distintas áreas de la producción, especialmente en el ámbito agrícola con el arroz, el trigo y la soya.

Destacó que la migración japonesa se ha caracterizado por el profundo respeto hacia la propia identidad boliviana con el diálogo constructivo y fructífero.

El mandatario dijo que los seres humanos son universales fruto del encuentro, de los viajes, del intercambio, el enriquecimiento de las culturas y mediante la identidad territorial "donde se transforma y mantiene la raíz común nuestra propia identidad y nuestros propios conocimientos".

Por su parte, la princesa Mako felicitó a los migrantes por su 120 aniversario de presencia en Bolivia y rindió homenaje a sus 93 compatriotas que llegaron por primera vez al país en 1899. 



"Es un motivo de gran alegría, para mí, celebrar el centésimo vigésimo aniversario junto con todos ustedes que llegaron de diferentes ciudades de Bolivia (...), en estas visitas tuve la valiosa oportunidad de conversar con los miembros de la comunidad Nikkei, nunca olvidare el hecho de que los migrantes japoneses y sus descendientes superaron numerosas dificultades con laboriosidad y sinceridad, estableciendo sus vidas en diferentes ciudades y echaron sólidamente sus raíces en la sociedad boliviana", dijo la representante de la nobleza de Japón en la parte central de su discurso.

Agregó que es importante el intercambio de las experiencias para reflexionar y aprender de esas historias, para que sean transmitidas a las nuevas generaciones que continuarán con el legado en un futuro. 

En la actualidad en las diferentes colonias están asentados más de 13.000 migrantes más sus descendientes en todo el territorio nacional, especialmente en los departamentos de Santa Cruz, Beni y Pando.


Notas Relacionadas