El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Donald Trump ataca a Theresa May tras filtraciones de cables diplomáticos que lo cuestionaban

hace 10 dia(s)

,

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, atacó este lunes a la primera ministra británica saliente, Theresa May, tras la filtración a la prensa de cables diplomáticos muy críticos de su gobierno.

Londres anunció la apertura de una investigación para encontrar al responsable de la divulgación de las comunicaciones del embajador Kim Darroch, a quien la primera ministra británica expresó su “confianza completa”.

Este apoyo cayó mal a Trump que expresó abiertamente y en tono alejado de la diplomacia que se alegraba de su próxima salida de Downing Street.

“Soy muy crítico de la forma en la que el Reino Unido y la primera ministra Theresa May manejaron el Brexit”, dijo Trump.

El presidente estadounidense afirmó que le dijo a May cómo actuar, pero que ella había decidido tomar otro camino.

“Qué desastre crearon ella y sus representantes”, sentenció Trump en un tuit en el que también anunció que no tendrá más contacto con el embajador británico en Washington.

“Yo no conozco al embajador, pero él no es querido ni bien visto en Estados Unidos. Ya no tendremos contactos con él”, dijo Trump, dos días después de la publicación en la prensa de comentarios del diplomático.

Los cables, algunos de los cuales datan de 2017, no estaban destinados a ser publicados.

Más temprano May condenó las filtraciones como “totalmente inaceptables” y afirmó tener “una confianza completa” en el embajador.

Tras las declaraciones de Trump, un portavoz del gobierno británico reiteró que Darroch cuenta con el “apoyo pleno” de la primera ministra.

“Tenemos que descubrir cómo pudo pasar esto, al menos devolver la confianza a nuestros equipos en todos el mundo para que continúen dándonos evaluaciones sinceras”, dijo de su lado el canciller británico, Jeremy Hunt, a dos semanas de que sea designado un nuevo gobierno.

“Inestable” e “incompetente”

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores indicó que “se abrirá una investigación oficial sobre las filtraciones”, sin cuestionar la veracidad de los cables diplomáticos en cuestión.



Darroch es uno de los diplomáticos británicos con más experiencia. Asumió sus funciones en Washington en enero de 2016, antes del inicio de la presidencia de Trump.

Según The Mail on Sunday, el diplomático británico afirmó que la presidencia Trump, que considera “inestable” e “incompetente”, es susceptible de “estrellarse e incendiarse” y “terminar en desgracia”, según sus informes transmitidos a Londres.

“Realmente no creemos que esta administración vaya a volverse sustancialmente más normal, menos disfuncional, menos impredecible, menos divisiva, menos torpe e inepta diplomáticamente”, habría escrito Darroch en un despacho.

El embajador había dicho también que “las despiadadas luchas internas y el caos” en la Casa Blanca, de los que se ha hablado mucho en Estados Unidos pero que Trump tacha de “noticias falsas”, son “verdaderos en la mayoría de los casos”.

Las revelaciones caen en muy mal momento, teniendo en cuenta que Londres apunta a sellar un acuerdo de libre comercio post-Brexit con Estados Unidos, su aliado histórico.

El ministro de Comercio Internacional británico Liam Fox pidió una intervención de la justicia, luego de declarara en la BBC que las filtraciones “no son profesionales, no son éticas y no son patrióticas”, ya que pueden provocar problemas en las relaciones con Estados Unidos.

“Su trabajo de embajador”

El político populista a favor del Brexit Nigel Farage calificó los documentos escritos por Darroch como “muy irresponsables”, aunque descartando que él esté interesado en el cargo.

Hunt apoyó el trabajo del embajador Darroch subrayando que no compartía sus opiniones.

“Es muy importante decir que el embajador estaba haciendo su trabajo de embajador, que es proporcionar informes francos y opiniones personales sobre lo que ocurre en el país en el que trabaja[…] pero son opiniones personales, no las opiniones del gobierno británico, ni mi opinión”, declaró.

“Seguimos pensando que, con Donald Trump, la administración estadounidense es, además de muy efectiva, el mejor amigo para Reino Unido en el escenario internacional”, añadió Hunt, en campaña para convertirse en el próximo primer ministro británico, un nombramiento que se realizará el 23 de julio.

Quien se imponga en la contienda podrá nombrar a su emisario para Washington cuando expire la misión de Darroch en enero.

Fox, que viaja esta semana a Estados Unidos, quiso mostrarse tranquilo asegurando que estas filtraciones no impedirán “preparar el terreno” para un futuro acuerdo de libre comercio.

En su serie de tuits quiso marcar claramente la distancia con May, expresando que disfrutó mucho la visita de Estado de Trump a Londres el mes pasado precisando que fue la reina lo que más lo “impresionó”.


Notas Relacionadas