El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Conoce algunas recomendaciones durante el embarazo

hace 29 dia(s)

,

Una experta realiza sencillas recomendaciones durante los cambios físicos de la gestación que pueden generar un gran alivio para las futuras mamás.

Sólo una mujer embarazada sabe, con total certeza, las incomodidades por las que debe atravesar mientras está en gestación: nauseas, estreñimiento, cambios repentinos en la piel, falta de aliento y hasta desgano. La autora Judith Brown, en su libro Nutrición en las Diferentes Etapas de la Vida, brinda algunos consejos para disminuir las molestias comunes durante el embarazo y disfrutar de este periodo de la mejor manera posible.

El cuerpo de la madre se desarrolla conforme el bebé crece en su vientre.  La transformación física incluye variaciones posturales y otros síntomas que generan dolor y malestar. “Ocho de cada diez mujeres embarazadas, enfrentaron náuseas y la mitad de ellas tuvo vómitos”, indica Brown.

Estos síntomas se agudizan cerca de la quinta semana de gestación y permanecen durante siete semanas. La molestia se debe al incremento de las concentraciones de hormonas y “la recomendación es comer y beber algo ligero antes de empezar el día, como una taza de té o bien incluir complementos de vitamina B6 o multivitamínicos antes de desayunar”, concluye la especialista.



Los problemas estomacales también suman una amplia lista. Muchas mujeres buscan maneras naturales de disminuir la acidez o el estreñimiento mediante el consumo de alimentos ligeros y altos en fibra antes de dormir. Descansar con la parte superior del cuerpo en inclinación, de manera que la cabeza quede a mayor nivel que la cintura, ayudará a disminuir el reflujo. Para evitar el estreñimiento, se debe acudir a fuentes alimenticias altas en fibra.

Los cambios físicos de una mujer son también un factor importante. Ocurren principalmente al nivel de las costillas porque se desplazan para ampliar la capacidad pulmonar y se incrementen los niveles de oxígeno. Esta transformación del cuerpo genera una sensación de ahogo, pero la especialista llama a no perder la calma porque se trata de una situación común. Además, se recomienda buscar la postura que sea más conveniente y permita recobrar el aliento, caminar más despacio de lo normal y sentarse derecha, para que los pulmones logren expandirse y se pueda respirar mejor.

 

Los cambios durante el embarazo también se reflejan en el exterior. Debido a la dilatación de los vasos sanguíneos, la piel de una mujer embarazada cambia de color y textura. También aparecen estrías en la zona del abdomen, pero pueden ser combatidas con el uso diario de cremas especializadas o aceites. El oscurecimiento de los párpados u ojeras cambiará después del parto.

Finalmente, ninguna mamá gestante está lejos de sufrir un flujo vaginal y lo importante es tomar en cuenta el color, si es blanco o transparente es normal, pero si presenta mal olor o causa irritación, puede tratarse de una infección causada por un hongo, que debe ser tratado por un profesional médico.


Notas Relacionadas