El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

El piloto asesinado en Cochabamba discutió con una persona en un centro de comidas

hace 5 mese(s)

,

Un piloto y una azafata fueron arrestados por algunas horas para prestar su declaración ante la Fiscalía en el marco de las investigaciones que se llevan adelante para esclarecer el asesinato del capitán Marcelo Zegarra Villarroel, de 58 años, quien también era piloto de la empresa estatal Boliviana de Aviación (BoA).

El cadáver del capitán fue hallado el martes por la Policía en el maletero de su vehículo en un callejón de la zona de Arocagua, en Sacaba, donde hay varios moteles. De acuerdo con el informe forense, el piloto murió tras recibir un golpe contundente en la cabeza y el rostro. Una vez que perdió la vida, recibió cortaduras en el cuello y otras partes del cuerpo, además de golpes.

Según fuentes policiales, antes del asesinato, el capitán tuvo una discusión con una persona en un centro de comidas. Luego, en compañía de una mujer —presuntamente la azafata—, se habría dirigido a un motel aún no identificado, y al salir de ese lugar habría sido violentado.

Al respecto, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Yury Tapia, dijo que los investigadores solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad de los moteles que se encuentran alrededor del punto donde fue hallado el cadáver.



“No se estableció si visitó un motel cercano al lugar, en el último contacto con sus hijos dijo que tenía una reunión con uno de sus socios. Todo está sujeto a investigación”, explicó.

El jefe policial también informó que en la autopsia de ley se colectaron cabellos de diferentes tamaños en una de las heridas de la mano de la víctima. “Estaban dentro de una herida defensiva. Esta evidencia también fue sometida a pericias para determinar a quién le pertenece”, manifestó.

Peritajes

El vehículo tipo vagoneta marca BMW, modelo 2018, en el que se halló el cuerpo del capitán, fue trasladado en una grúa desde la Felcc de Sacaba hasta el Instituto de Investigaciones Forenses (Idif), donde fue sometido a pruebas de quimioluminiscencia.

Dos de los hijos de la víctima participaron de la pericia.


Notas Relacionadas