El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Raúl García Linera: "Estoy orgulloso de lo que hice y si tuviera que repetir esta vida, hasta mi tortura la repetiría"

El Ejército Guerrillero Tupac Katari (EGTK) conformado por indígenas, una mexicana y los hermanos García Linera incursionaron en acciones armadas y de formación política en el área rural con el fin de que los indígenas gobiernen el Estado

hace 17 dia(s)

,

A mediados de los años 80, el Ejército Guerrillero Tupac Katari (EGTK) conformado por indígenas, una mexicana y los hermanos García Linera incursionaron en acciones armadas y de formación política en el área rural con el fin de que los indígenas gobiernen el Estado para cambiar el rumbo del país.

Para ese momento Bolivia se liberaba de las dictaduras militares y de una marcada crisis económica impuesta por el boicot y sabotaje externo e interno al gobierno de izquierda de Hernán Siles Zuazo.

Raúl García Linera fue parte del EGTK y de la construcción ideológica y formación política de las organizaciones sociales obreras y campesinas, que eran aglutinadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y que impulsaron la Marcha Por La Vida, en 1986, como resistencia al Decreto Supremo Nº 21060, promulgado por Víctor Paz Estensoro en 1985.



García considera que esta fue una gran derrota pues la marcha fue frenada por efectivos militares de las Fuerzas Armadas Bolivianas que además estaban respaldados por un estado de sitio en plena democracia. Mas se evitó una masacre y este fue el inicio de una serie de movilizaciones con conciencia étnica y de clase en contra de un estado racista y colonial.

El gobierno “democrático” de Jaime Paz Zamora se tomó la tarea de perseguir al movimiento político indigenista influenciado por la reflexión política y el katarismo. Detuvo a sus miembros, los sometió, torturó e hizo firmar declaraciones sujetas a amenazas. Pese a doblegarlos, las bases continuaron con la construcción de este proceso de cambio de la mano de un indígena como Evo Morales y de Álvaro García Linera, uno de sus impulsores.

Para finalizar, Raúl García Linera asegura: »Estoy orgulloso de lo que hice y si tuviera que repetir esta vida, hasta mi tortura la repetiría»


Notas Relacionadas