El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Una mujer muere en Argentina tras un aborto clandestino

hace 2 mese(s)

,

Una mujer de 31 años murió en la provincia de Buenos Aires, Argentina, tras practicarse un aborto de forma insegura, tan solo 24 horas después de que se presentara en el Congreso del país sudamericano la ley que reglamenta la interrupción voluntaria del embarazo.

La mujer, de la que no trascendió su identidad, falleció por una infección generalizada, tres días después de haber ingresado en graves condiciones al Hospital Pacheco, en la localidad de Tigre, según informó la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, organización dedicada a concientizar sobre la práctica en el país sudamericano.

Cecilia Karagueuzian, integrante de la Red de Profesionales y médica generalista, explicó que la joven llegó al centro hospitalario por un cuadro infeccioso a nivel uterino.

"Se le llama 'síndrome de Mondor' y se produce por las infecciones ante las malas maniobras abortivas. Nos enteramos cuando la noticia se hizo pública. Nuestra organización cuenta con 1.000 profesionales en distintos hospitales del país para atender a personas que se encuentran en proceso de gestación y desean interrumpir su embarazo. Los casos urgentes como estos son moneda corriente en la salud pública del país. Muchas muertes similares son sub-registradas con otros causales para no generar controversias en las instituciones. Por eso reclamamos que se apruebe la ley, para que no haga falta esconder ni tapar más muertes", detalló Karagueuzian.

Los medios locales explican que la mujer tenía tres hijos y contaba con escasos recursos económicos. Además, se comprobó que su vivienda se encontraba próxima a un centro de salud que realiza consultorías de reducción de daños e interrupciones legales de embarazos, pero no acudió a consulta y decidió someterse a un aborto clandestino, que derivó en su muerte.

El martes, un día antes de lo sucedido, se presentó en el Congreso del país sudamericano, por octava vez, un nuevo proyecto de ley que reglamenta la interrupción legal del embarazo en las primeras 14 semanas de gestación (y más allá de ese plazo, cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer y, también, para los casos de violación). Según un último informe del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), en Argentina se practican entre 460.000 y 600.000 abortos clandestinos por año.

El proyecto, además, establece que el Estado debe garantizar "asesoría" para las personas que la soliciten a la hora de pedir un aborto. En ellas, las mujeres deberán recibir información "objetiva, pertinente, precisa, confiable, científica, actualizada y laica" sobre la práctica y se les tendrán que ofrecer métodos anticonceptivos.



Celeste Mc Dougall es integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto (CNDA), una alianza de organizaciones de Argentina que, desde el 2003, impulsa el debate sobre su legislación. En diálogo con RT, explica que existe una contradicción "cuando una mujer muere por un aborto clandestino, mientras el Congreso le da la espalda a un proyecto de ley fundamental para la salud femenina". 

"Nosotras, por octava vez consecutiva, presentamos un proyecto que garantiza que una mujer no tenga que poner en riesgo su vida para decidir sobre su cuerpo, como lo que ocurrió recientemente. En el debate pasado de 2018, cuando la ley se discutió en el Senado, también pasó lo mismo. Y va a seguir ocurriendo", asevera Mc Dougall.

Reacciones en las redes

La muerte de la mujer por practicarse un aborto clandestino abrió el debate en las redes y el enojo de muchas, que exigen ante el Estado la aprobación de la ley que garantiza la interrupción segura del embarazo.

Algunas usuarias calificaron a lo ocurrido como el resultado de una "violencia ejercida por el Estado". Otras recordaron a los grupos denominados 'pro vida', que están en contra de la legalización del aborto. También, funcionarios políticos, como el diputado nacional Daniel Filmus, se mostraron a favor de la ley para que "no haya más muertes".

 

 

 


Notas Relacionadas