El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Jefes y oficiales policiales están bajo sospecha por el caso "Pedro Montenegro"

hace 2 mese(s)

,

El buscado por la Interpol, quien incluso llegó a operar con identidad falsa, también se involucró con tres instituciones estatales. Accedió a las reparticiones mediante su relación con jefes y oficiales policiales, quienes ahora están bajo sospecha de haberlo encubierto.

El comandante de la Policía, el general Vladimir Calderón, admitió este lunes que hay más unidades de la institución afectadas por el narcotraficante Pedro Montenegro. Ordenó a las inspectorías regionales investigar a qué reparticiones llegó, sobre todo en Santa Cruz.

Un informe de la Unidad de Inteligencia de la Policía que desveló que el ciudadano boliviano, actualmente requerido por la Justicia de Brasil por delitos de narcotráfico, penetró a cinco unidades policiales. Ayer, el comandante Calderón confirmó el extremo y desveló que existen otras entidades que están bajo la lupa de entidades especializadas.

“Hemos instruido a la Inspectoría General investigar porque ya tienen las herramientas para que trabajen en las otras unidades que fueron afectadas”, señaló la autoridad policial, tras ser consultado por el reporte divulgado por La Razón durante el pasado fin de semana.

El narcotraficante, quien incluso llegó a operar con identidad falsa, también se involucró con tres instituciones estatales. Accedió a las reparticiones mediante su relación con jefes y oficiales policiales, quienes ahora están bajo sospecha de haberlo encubierto.

 

 

Así, el entonces director de la fuerza anticrimen coronel Gonzalo Medina, el excapitán Fernando Moreira, el mayor Kurt Brun y el teniente Juan Carlos Villca ahora están encarcelados preventivamente.

“La Policía colabora con la investigación otorgando insumos y si existen indicios de funcionarios que cometieron delitos lo remitiremos al Ministerio Público”, afirmó ayer Calderón. “Mediante memorándums instruí que se tomen los recaudos necesarios por este caso. Lo que no queremos es corrupción y malos policías, por eso en función a ello estamos trabajando con la reestructuración en la institución”, advirtió el Comandante de la Policía Nacional.



Las unidades que ya fueron implicadas con el narcotráfico son: la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, cuando estuvo dirigida por Medina desde 2016 hasta este año. Junto a Moreira, está acusado de facilitar el transporte de alijos de cocaína.

La otra unidad afectada es la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), dependiente de la FELCC de Santa Cruz. El nexo descubierto era el teniente Villca. Al parecer, éste aún oficial otorgaba información relevante al prófugo para operar en los trasiegos.

Asimismo, entró a la fuerza antidrogas mediante el mayor Kurt Brun, exmiembro de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y exjefe de seguridad del aeropuerto de Chimoré. Es acusado de hacer los envíos de droga desde ese lugar hasta Santa Cruz, donde Montenegro acopiaba el estupefaciente.

Montenegro también movió sus hilos en Interpol-Bolivia, según el informe divulgado por este rotativo. El coronel Erick Olguín, el teniente Wílder Romero y la sargento 2º Jhannet Arispe están siendo investigados por manipular el sistema de datos que impidan su arresto y posterior extradición a Brasil.

Las direcciones departamentales de investigación interna (Didipi), donde funcionarios protegían que los policías involucrados con Montenegro no fueron procesados. Estos efectivos también pudieron ser afectados con eventuales sobornos pagados por el narcotraficante. De hecho, los efectivos de todo el sistema disciplinario ya fueron removidos por esta sospecha.

El Comandante de la Policía adelantó que se harán cambios en las unidades afectadas y también en las que se encuentren otros nexos con Montenegro.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Maximiliano Dávila, informó a La Razón que el radar de las pesquisas se amplió a otros círculos.

“Al margen de los efectivos, también investigamos a todo el entorno cercano del señor, ya que hay un caso abierto en el Ministerio Público”, dijo.A su turno, el fiscal General, Juan Lanchipa, explicó que Medina y Moreira tiene procesos abiertos en su contra por encubrimiento al narcotráfico, tráfico de sustancias controladas, y por el supuesto decomiso ilegal de armas en Santa Cruz.

La Razón reveló que Montenegro captó a jefes policiales para transportar droga en viajes turísticos a Colombia y Bahamas, con escala en Panamá, en donde dejaba la sustancia ilícita en tránsito a Estados Unidos y otros destinos.

El escándalo estalló el 13 de abril, tras la filtración de un audio en el que un informante alertó que Medina y Moreira tenían nexos con el narcotráfico, pues ambos tenían que ir a Panamá para concretar el envío de 40 kilos de cocaína desde Viru-Viru.


Notas Relacionadas