El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Padre de Zulmah Vargas teme la fuga de capitán del ejercito que asesinó a su hija

hace 23 dia(s)

,

Han pasado seis meses desde que la tarijeña Zulmah Vargas fue encontrada muerta en Villa Tunari, donde fue vista por última vez en compañía del capitán de Ejército Víctor Alberto Cossío. El cuerpo sin vida de la mujer fue encontrado en el río San Mateo, en inmediaciones del hotel Mirador, donde estaban hospedados junto a otros funcionarios del Ministerio de la Presidencia.

El plazo para culminar la investigación y proceder a acusar ya ha terminado, por lo que la familia espera concretarla pronto, sin embargo el principal acusado del feminicidio ya cuenta con una sentencia favorable en primera instancia para la cesación de detención preventiva en primera instancia. La familia de Vargas teme una fuga en el caso de que el Tribunal Departamental de Cochabamba ratifique la determinación. Todos formaban parte del equipo de avanzada del presidente Evo Morales, entre otras funciones.

Las sentencias por feminicidio son de treinta años sin derecho a indulto. El ministro de Defensa, Javier Zavaleta indicó en su momento que «si (el capitán) es acusado y procesado por asesinato corresponde la baja, ya con la acusación se puede tramitar la baja». Actualmente cumple detención pero no ha sido retirado del Ejército, por lo que si no procediera la acusación, podría reincorporarse a las funciones. En ese escenario es que Germán Vargas, padre de la víctima, teme la fuga.

Vargas no tiene dudas, y no solo por el amor de padre o el conocimiento que podía tener de su hija. El propio proceso de investigación ha dado pruebas evidentes de lo sucedido en aquel río, dice. La autopsia resultó determinante, pues evidenció los golpes en el cráneo anteriores al ahogamiento de la joven tarijeña, un aspecto que desmonta la cuartada del Capitán, quien por otro lado, Vargas recuerda que ha cambiado de testimonio hasta en cuatro ocasiones.

Al principio, el Capitán Cossío indicó que se había retirado del lugar, después que se había ahogado, después que se había golpeado y luego ahogado, y finalmente que él se marchó dejándola en tierra firme. Una versión que eludiría también la acusación por omisión del deber de socorro.



“Pedimos que el Capitán se mantenga en prisión ante el alto riesgo de fuga, al menos que no se trate hasta que se concluya el periodo de investigación y se instale el juicio” indicaron Germán Vargas y Cristina Cortez.

La versión de la madre, tesis principal de la investigación, es que el capitán trató de abusar de ella y ante la negativa, la golpeó y después la introdujo en el agua. El padre, Germán Vargas, indica además que el Capitán también tuvo lesiones esa noche en su cuerpo y que tuvo hasta dos días de impedimento según consta en la investigación.

Apoyo social

El proceso está siendo particularmente complejo de seguir para una familia humilde en Tarija, ya que el caso está radicado en Chimoré. La familia ha contratado un abogado y cuenta con el respaldo de las instituciones y organizaciones de mujeres.

Desde la organización Ni Una Menos – Tarija y la Red Contra la Violencia han condenado la acción y exigen que se lleve el proceso hasta el final. Además, cuestionan que se pueda dar lugar a la salida de prisión justo en el momento en el que se termina el periodo de investigación y se va a proceder a la acusación definitiva.///


Notas Relacionadas