El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Designan como director de cultura y turismo de Quillacollo a un exintendente acusado de corrupción

hace 17 dia(s)

,

El exintendente municipal de Quillacollo, Benito Rojas, y que fuera echado del cargo por una multitudinaria protesta de los comerciantes que lo acusaron de cometer abusos y hechos de corrupción en su corta gestión de dos semanas, sorpresivamente fue designado como director de cultura y turismo de esta ciudad.

El nombramiento se realizó el pasado viernes, a dos días de la ratificación del alcalde suplente Antonio Montaño Gonzales, sin que tenga el perfil y reúna requisitos para ocupar este cargo que requiere de formación cultural, profesional y conocimiento de la historia y realidad de Quillacollo.

Según los antecedentes de Benito Rojas, sería egresado de Derecho y jamás residió en Quillacollo pues es originario de Tiraque.

Su nombramiento obedece a una venganza personal del alcalde Montaño en contra del extitular de esta repartición, Pablo Hinojosa Cruz, un profesional de turismo con especialidad en gestión cultural, quien ante las presiones optó por presentar su renuncia voluntaria al cargo.

El actual director de Cultura, Benito Rojas, fue designado hace un mes como intendente por el alcalde suplente Antonio Montaño, sin tomar en cuenta sus antecedentes manchados de corrupción en los municipios de Arbieto, Punata y Tolata.

El exintendente y actual Director de Cultura es oriundo de Tiraque y militante masista, y como tal desempeñó cargos municipales en los municipios señalados de donde salió con procesos por corrupción.



Rojas tiene denuncias en el Ministerio Público por casos de corrupción en el municipio de Arbieto cuando fue oficial mayor, y en esa condición se dedicó al tráfico de tierras siendo echado en burro por los pobladores en protestas gigantescas que incluyeron bloqueos.

Asimismo, según informes oficiales, Benito Rojas fue director de Desarrollo Humano del exalcalde de Punata, Tito Rodríguez, en cuya gestión también estuvo implicado en graves ilícitos y tuvo que escapar para evitar ser linchado.

“Benito Rojas carga una especie de prontuario antes que una hoja de vida implacable y no se sabe de sus dotes culturales o intelectuales.

Lo que sorprende es que apareció como funcionario en la ciudad de Quillacollo, donde en poco tiempo volvió a sus andanzas, pero fue echado por una marcha gigantesca de comerciantes”, dijo la asambleísta Lizeth Beramendi, quien presentará pruebas al Concejo Municipal de Quillacollo y otras instancias como Transparencia, Contraloría y la Brigada Parlamentaria.

Sostuvo que la designación de Rojas es una afrenta y una humillación a Quillacollo, cuna de grandes pensadores, intelectuales, escritores y educadores, por lo que se resistirá dicho nombramiento. “Rojas no conoce ni el nombre de una calle, menos la historia de Quillacollo”, agregó

Por su parte, el abogado Marlon Muñoz, lamentó que la Alcaldía de Quillacollo se vaya llenando de “maleantes” que fueron expulsados de los municipios del Valle Alto por graves hechos de corrupción.

Finalmente dijo que Quillacollo no merece semejante suerte y ofensa  a su memoria histórica y prestigio internacional de ser cuna de la cultura, ciencia y la fiesta de Urkupiña.///


Notas Relacionadas