El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

"A punta de pistola bajaron del auto al Cangri y a dos chilenos en Potosí"

hace 13 dia(s)

,

Narciso Villca Esquivel, el ciudadano boliviano que fue uno de los testigos de los hechos que terminaron en la desaparición y posterior muerte de Sebastián “Cangri” Leiva y Germán Gundián, dio su testimonio tras ser detenido en Uyuni.

El hombre, conocido por el apodo de “Lulú” (aunque luego se aclaró que su apodo era “Chulú”) señaló a la Fiscalía Departamental de Potosí que habrían sido cinco las personas que se movilizaban en la camioneta Toyota 4 Runner por el paso no autorizado entre Chile y Bolivia, y no cuatro como se había señalado en un primer momento.

Villca hizo conocer que llegó a Chile buscando trabajo, pero dos días después de su llegada se quedó sin el mismo. Allí llamó a su concuñado, que a su vez lo contactó con un tal Alex Díaz, quien se movilizaba frecuentemente entre ambos países. Lo pasaron a buscar en un “auto pequeño color plomo” en donde iban otros tres hombres. Momentos después todos ellos se reunieron con Leiva, Gundián y Sebastián Cornejo, el otro sobreviviente que actualmente se encuentra detenido.

El testigo afirmó que la camioneta era conducida por el ex chico reality y que Cornejo conversaba frecuentemente por la posibilidad de comprar un arma.

Luego de esto avanzaron en el viaje, momento en el cual un hermano de Alex Díaz habría apuntado con una pistola a Gundián (que había bajado de la camioneta para orinar), Leiva y Cornejo, forzando su salida del vehículo en pleno desierto.



“Cangri se bajó al tiro. Yo quería hacerlo, pero el tipo me puso la pistola en la cabeza y me dijo que me quedara.

Cornejo también se bajó y yo pasé hacia el volante. Me apuntó con la pistola en la cabeza. Aceleré, avanzamos y dejamos a los tres chilenos”, expresó el boliviano.

Según su testimonio, el grupo de Díaz pretendía robar la camioneta para luego venderla, pero tras quedar en panne en una persecución con sus compradores la dejaron abandonada en el sudoeste potosino.

La declaración de este hombre debería complementarse a la de Cornejo, quien ha asegurado que sobrevivió al caminar por varias horas en el desierto, cuestión que ha sido puesta en duda por la fiscalía boliviana.

Sebastián Leiva y Germán Gundián fueron encontrados congelados en el cerro Apacheta el domingo 24 de febrero y el vehículo en el que viajaban había desaparecido.///