El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Cárcel para juez y destitución para la exvocal Anawella implicados en el caso del abogado Jhasmani Torrico

hace 3 mese(s)

,

El juez Rolando V. fue enviado ayer a la carceleta de Arani con detención preventiva por el delito de uso indebido de influencias y concusión.

Sin embargo, mientras se realizaba la audiencia cautelar en el Juzgado Anticorrupción y Violencia familiar 2, la exesposa del juez procesado dijo que teme por su vida debido a que ella fue presentada como “testigo clave” de las irregularidades que habría cometido su expareja y que incluye a otras autoridades judiciales, además del nexo que éste tendría con el abogado Jhasmani T. L.

“El 27 de abril (de 2018) he sido agredida en el Juzgado Quinto de Ejecución Penal por el señor Rolando Enrique V. D. y me ha causado ocho días de impedimento, pero no ha sido la única agresión. También tengo agresiones físicas (…). Lamentablemente, no ha prosperado este proceso por el uso de influencias que ha tenido él”, señaló.

La mujer asegura que su expareja tiene beneficios con sus colegas jueces, en el Consejo de la Magistratura, en la Fiscalía e incluso en el Tribunal Supremo de Justicia.

Señaló que Jhasmani T. L. no sólo era su abogado en los casos de violencia, sino que trabajaba de la mano con él redactando memoriales, casaciones y otros documentos en la casa del mismo abogado que en este momento está recluido en el penal de Chonchocoro acusado de consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados.

Por ese “trabajo”, Jhasmani le pagaba al juez entre 500 y 600 dólares, aunque también le habría “ayudado” con un préstamo para comprarse un auto de lujo.

“En realidad, Jhasmani T. ha sido amigo íntimo de él, tanto así que ha sido abogado de él en los procesos disciplinarios que ha tenido. Están los obrados, los pueden revisar”, agregó.



Dijo que fue testigo cuando el juez pagó 3 mil dólares a la exvocal por un caso específico.

Por ello, la mujer, que tiene la profesión de maestra, dice sentirse amenazada porque recibe llamadas y persecuciones en su lugar de trabajo por familiares del juez.

“Me denigran, me están amenazando, me siento débil. Pido que me den garantías de protección y que mi proceso avance. El 20 de febrero es mi audiencia cautelar”, añadió.

El Consejo de la Magistratura determinó cesar en el cargo de vocal a Anawella T. P., implicada en el consorcio de jueces fiscales, policías y abogados que era dirigido por Jhasmani T. L.

La ahora exvocal fue cesada después de faltar cinco días a su fuente laboral, dando cumplimiento a las normas del Órgano Judicial, a la par que el Consejo de la Magistratura lleva adelante un proceso disciplinario por faltas graves.

En tanto, el vocal Nelson P., implicado también en el caso Jhasmani, inició los trámites de jubilación, sin embargo, el Consejo de la Magistratura también lleva adelante un proceso disciplinario en su contra.

En el ámbito penal, ambos tienen acusación formal por el caso consorcio. Anawella está con detención preventiva en el penal de San Sebastián y Nelson P., con detención domiciliaria.///


Notas Relacionadas