El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Ministro José Valencia: "Pedimos a Bolivia no dar asilo a dos excolaboradores de Rafael Correa"

hace 4 mese(s)

,

El Gobierno de Ecuador solicitó a la Cancillería de Bolivia que no otorgue asilo político al extitular de la Superintendencia de Comunicación, Carlos Ochoa, y la exasambleísta Sofía Espín, ambos excolaboradores cercanos a la gestión de Rafael Correa, porque “no son perseguidos políticos”, si no que ambos están procesados por delitos comunes en su país.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, José Valencia, publicó en Twitter que “ante reportes que Sofía Espín y Carlos Ochoa habrían pedido refugio / asilo en Bolivia, la Cancillería ha informado al Ministerio de Exteriores de Bolivia que ambos ciudadanos son buscados por jueces, acusados por delitos comunes; por tanto, no sufren persecución política”.

Asimismo, la ministra del Interior, María Paula Romo, reveló los movimientos migratorios de Ochoa y Espín y apeló “al sentido de cooperación internacional, para que estas personas sean devueltas al país donde tienen procesos penales”, informó la versión digital del diario El Comercio de Ecuador.

Según el detalle migratorio, Espín salió de su país en noviembre de 2018, mientras que Ochoa dejó Ecuador el 20 de enero. Ambos estarían en Bolivia tramitando su refugio, indicó Romo.



La autoridad señaló que ya se hacen los trámites correspondientes para comunicarle al Estado de Bolivia “que en ambos casos son personas requeridas por la justicia”.

Según medios de ese país, ya se estaría tramitando la emisión de alerta y búsqueda en Interpol.

Antecedentes

Sofía Espín es una ingeniera electrónica que fue asambleísta desde 2007 por la provincia Guayas por Alianza País, el partido del expresidente Rafael Correa, uno de los aliados más cercanos de Evo Morales. Fue destituida de su cargo el pasado 13 de noviembre por haber visitado en prisión a la testigo Diana Falcón, quien estaba protegida por la Fiscalía en el caso del secuestro del político Fernando Balda, en el que también está implicado Correa. La visita de Espín, según la acusación, fue para “ofertar tráfico de influencias” a Falcón, a cambio de que ella cambie su versión en la acusación contra Correa. Espín le habría ofrecido protección y refugio en otro país.

En tanto, Carlos Ochoa es periodista y fue nombrado por Rafael Correa como superintendente de Información y Comunicaciones entre 2013 y 2018. Fue destituido por la Asamblea en marzo de ese año por el nuevo Legislativo y acusado de haber utilizado la Ley de Comunicaciones para presionar, investigar y censurar a medios opositores al exmandatario Correa.///


Notas Relacionadas