Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Alcantarí suspendió 30 vuelos en enero 2019

hace 16 dia(s)

,

Por mal tiempo o falta de visibilidad, las cancelaciones y reprogramacioes  de vuelos se volvieron una rutina en el aeropuerto de Alcantarí. A un promedio de uno por día, al menos 30 vuelos no pudieron aterrizar o se reprogramaron en el último mes, sin contar otro tanto de demoras y postergaciones.

Los daños económicos en todos los ámbitos, la molestia y los consiguientes perjuicios en la planificación de los pasajeros han comenzado a tomar ribetes escandalosos.

Solo anoche, a raíz de las lluvias y el descenso de la nubosidad, los dos vuelos nocturnos (BoA, procedente de Cochabamba, y Amaszonas, de Santa Cruz) no pudieron llegar al aeropuerto de Sucre, como en otras tantas ocasiones.

Los daños económicos se multiplican: desde las aerolíneas, cuyos aviones deben regresar a su lugar de origen luego de intentar maniobras infructuosas de aproximación y aterrizaje; hasta los pasajeros obligados a alterar sus planes e itinerarios; pasando por los hoteles que deben cancelar reservas o los taxis que retornan vacíos a la ciudad, entre muchos otros.

Ni qué decir de los familiares o amigos que despiden o esperan pasajeros y que, además de las naturales molestias, deben hacer el viaje entre la ciudad y el aeropuerto por una carretera que, además de riesgosa para el alto tráfico, ni siquiera tiene una adecuada iluminación nocturna.



Funcionarios de las aerolíneas en aeropuerto dijeron a este diario que, por ejemplo, BoA podría evitar cancelaciones como la de anoche esperando a que mejoren las condiciones climáticas. Pero eso resulta imposible debido a que el personal en tierra de AASANA  se retira del aeropuerto a las 22:30 y, al igual que el resto de las tiendas, el aeropuerto debe cerrar hasta el día siguiente.

Los pocos restaurantes de la plaza de comida dejan de atender a tempranas horas de la noche y las personas que deben esperar no pueden, muchas de las veces, servirse ni una taza de café.

Sólo en el mes de enero, que ya concluye, se habrían cancelado o reprogramado una treintena de vuelos, según la estimación extraoficial realizada a este diario por funcionarios del aeropuerto y de las principales aerolíneas que operan en Sucre.

La causa sigue siendo la misma desde la falta del intrumento denominado ILS/DME, que permitiría que las aeronaves sean guiadas con precisión durante la aproximación a la pista de aterrizaje.

A pesar de los numerosos compromisos oficiales y a casi tres años de funcionamiento, Alcantarí aún no cuenta con este importante equipo. A decir de las autoridades de AASANA, su implementación se concretaría hasta marzo próximo.///


Notas Relacionadas