El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

¿En qué consiste la ley de amnistía que Juan Guaidó propone a militares y civiles?

Mientras el oficialismo asegura que es un instrumento de “gran manipulación”, la oposición lo difunde como el medio para lograr una “transición política” que ponga fin al Gobierno de Nicolás Maduro. ¿En qué consiste esta amnistía?

hace 2 mese(s)

,

Hace algunos días la Asamblea Nacional, el poder Legislativo de Venezuela controlado por la oposición, inició una polémica campaña para difundir entre militares, policías y civiles. El órgano encabezado por el proclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, promulgó una ley de amnistía que busca que los funcionarios desconozcan el Gobierno de Nicolás Maduro.

Con esta ley, aprobada el pasado 15 de enero por el Parlamento, la oposición llama a colaborar en “la Restitución del Orden Constitucional en Venezuela” por considerar que ha habido una violación a la carta magna desde el momento en el que Maduro tomó posesión de su segundo mandato, acto que los opositores califican de “usurpación” del poder.

El texto ha levantado revuelo entre los que lo consideran necesario para apartar del poder a quien tachan de dictador, y los que creen que este no tiene ninguna base jurídica, al considerar que la Asamblea Nacional no tiene potestades legales, tras haber sido bloqueada en enero de 2016 por el Tribunal Supremo de Justicia.

¿Qué legitimidad tiene la Asamblea Nacional para crear la ley?

Según el texto, la amnistía es una “gracia o beneficio de carácter excepcional” que la Constitución venezolana atribuye al Poder Legislativo mediante el artículo 187 de la Constitución, que dicta que “decretar amnistías corresponde a la Asamblea Nacional”. De esta forma, los poderes Judicial, Administrativo y Público quedarían impedidos para aplicar el derecho ante infracciones o hechos delictivos y esas competencias pasarían al Poder Judicial.

¿A qué personas va dirigida?

A priori, esta ley está destinada a “todos los civiles, militares y demás funcionarios identificados como presos, perseguidos y exiliados políticos por hechos cometidos desde el 1 de enero de 1999 (poco tiempo antes de la toma de posesión del fallecido presidente Hugo Chávez) hasta la entrada en vigencia de la presente ley”.

La aplicación de la ley significaría la liberación de cientos de presos políticos. En la actualidad se calcula que podría haber hasta 400 personas en esa situación dentro del país, según indica la Coalición de Abogados de Derechos Humanos. De acuerdo con los datos de la ONG Foro Penal, de estos, entre 160 y 280 serían militares.

El documento aclara que los hechos amnistiables se limitan a aquellos delitos considerados infracciones al ordenamiento jurídico, (es decir realizados contra las leyes), no a los hechos realizados contra personas. De esta forma, si la legislación que penaliza esos hechos contra la ley cambiara, esos delitos quedarían despenalizados.

xcdfffff.jpg

Socialización de la Ley de Amnistía

Simpatizantes del líder opositor al Gobierno de Nicolás Maduro, Juan Guaidó, reparten a militares copias de la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional. Caracas, Venezuela, el 27 de enero de 2019. Carlos Garcia Rawlins / Reuters

¿En qué consiste esa amnistía?

El artículo dos de la ley determina que “con la amnistía se produce la extinción de la responsabilidad civil, penal, administrativa, disciplinaria, o tributaria, mediante la finalización definitiva de las investigaciones, procesos, procedimientos, penas o sanciones y de todos sus efectos que se han producido” para un periodo que contemplaría desde el 1 de enero de 1999 hasta la entrada en vigencia de la ley.

¿Cómo se legitima a sí mismo el documento?

La ley se explica a sí misma dentro de un contexto político que caracteriza como la “ruptura del orden constitucional”, al considerar que “Nicolás Maduro ha incurrido en graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos” y que ha “usurpado” el poder en Venezuela.



Aunque Nicolás Maduro ganó por una amplia mayoría las elecciones presidenciales celebradas en mayo de 2018, la oposición y parte de la comunidad internacional rechazaron su victoria por cuestionar la situación en la que se celebraron los comicios, con muchos de los líderes opositores en la cárcel y sin que gran parte de la oposición se viera representada.

Por eso el antichavismo afirma que Maduro "usurpa" la Presidencia, al estimar que su segundo mandato de seis años es "ilegítimo" y que por lo tanto el Poder Ejecutivo recae en el jefe del Parlamento hasta que sean convocadas nuevas elecciones, según la interpretación que hacen de los artículos 233, 333 y 350 de la carta magna.

¿En qué artículos de la Constitución venezolana se sustenta la ley?

El llamado a la acción dentro del documento no es completamente claro. Este establece que otorgará la amnistía y otras “garantías a aquellas personas civiles y militares que contribuyan a la defensa de la Constitución” como un deber establecido en los artículos 333 y 350. A lo largo del texto también se citan los artículos 230 y 138, que configuran la base legal sobre la cual pretende sustentarse el documento. Estos artículos determinan lo siguiente:

Artículo 138: toda autoridad usurpada es ineficaz y sus actos son nulos.

Artículo 230: el período presidencial es de seis años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido, de inmediato y por una sola vez, para un período adicional.

Artículo 333: la Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

Artículo 350: el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Por lo tanto, lo que se interpretada de la ley, es que esta hace un llamado a desconocer el Gobierno de Nicolás Maduro por ser considerado como ilegítimo. Para el abogado constitucionalista, Juan Manuel Raffalli, con la ley la Asamblea Nacional transmite un mensaje de reconciliación:

"Está diciéndole a todos los empleados públicos, a todos los militares que decidan abandonar la revolución y ayudar a restablecer el orden constitucional que no van a ser objeto de represalias ni de situaciones que puedan resultar injustas”, aseguró Raffalli.

Los militares rechazan la ley

No obstante, el Gobierno negó la legitimidad de la ley. El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, aseguró que esta es un instrumento de "gran manipulación" y aseguró que en las Fuerzas Armadas "nadie" cree en ello.

"Nadie come con eso porque, en primer lugar, lo que ha hecho la Fuerza Armada es cumplir con sus preceptos constitucionales respetando los derechos humanos. Es una Fuerza Armada humanista, respetuosa del Estado de derecho y de los derechos humanos, de la vida". Además, Padrino López pidió a los militares "resistir" y no dudar ante las "declaraciones extravagantes de los Gobiernos que pretenden aislar a Venezuela".

fgfggggggg.jpg

Un integrante de la Guardia Nacional venezolana quema una copia de la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Nacional. Ronald Pena / Reuters

En varios lugares de de la capital, Caracas, donde los opositores repartieron el documento, las copias de este fueron destruidas por los militares, quienes parecen haber cerrado filas con el Gobierno.

El profundo clima de incertidumbre que vive Venezuela, en el que muchos no saben a qué presidente reconocer, inició el pasado 23 de enero cuando Juan Guaidó se proclamó presidente. Desde entonces el joven opositor ha impulsado toda una serie de medidas para arrebatar al Gobierno de Maduro sus poderes y competencias. Entre estos incluso figura la osadía de haber ofrecido amnistía al mismo mandatario.///


Notas Relacionadas