Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Ministro Sánchez: "Bolivia logró una renta petrolera de cerca de 10.000 MM de dólares"

hace 24 dia(s)

,

“El año 2015 recibí el sector hidrocarburos, una época en la que iniciaba a nivel mundial una dura crisis, producto de la caída del precio internacional del petróleo West Texas International (WTI), indexado al precio del gas natural, recurso natural que sostiene la economía boliviana. La renta petrolera en Bolivia tuvo su auge los años 2013 ($us5.460 millones) y 2014 ($us5.489 millones).

Debido a la visión del hermano presidente Evo Morales, el sector hidrocarburos trabajó una normativa que ayude a contrarrestar la difícil situación, esta normativa fue la Ley de Promoción para la Inversión en Exploración y Explotación Hidrocarburífera N°767, vigente desde diciembre de 2015 y el Decreto Supremo N° 2830/2016 de reglamentación, que viabilizó la inversión extranjera en Bolivia y evitó que la renta petrolera cayera estrepitosamente, es más, permitió que vaya cada año en aumento, por lo que alcanzamos cerca de $us 10.000 millones en estos cuatro años”, afirmó el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

El ministro de Hidrocarburos, fue ratificado por quinto año consecutivo, a la cabeza del sector más importante de la economía nacional, en ese sentido destacó los importantes avances en materia de hidrocarburos conseguidos en los últimos cuatro años de gestión, logrados por el trabajo en equipo entre el Ministerio de Hidrocarburos, y sus entidades dependientes: Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV) y Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), “el trabajo conjunto de todo el sector permitió que la renta petrolera este cerca de $us10.000 millones, se logró la atracción de nuevas inversiones en actividades exploratorias, que permitieron la reposición de reservas de gas, es una realidad la industrialización de los hidrocarburos y la implementación de los combustibles verdes en el mercado interno”.

La actividad exploratoria fue siempre una prioridad en la gestión de Sánchez, “en nuestra gestión empezamos con la exploración ultraeficiente, declarando varios proyectos como prioritarios pues es la única manera en la que podemos garantizar reservas, producción e ingresos para el país”, según Sánchez.

“El logro de la industrialización de los hidrocarburos, alcanzado el 2017 con la entrada en operaciones de las plantas de Amoniaco y Urea, asimismo la puesta en operación de la Planta de Tuberías Accesorios de El Alto, es un paso fundamental para la economía boliviana, pues genera mayores ganancias al país. Es una promesa cumplida por el hermano presidente, lograda a partir de la recuperación de los recursos naturales y de una nueva visión de hacer política, pensando en el bienestar de los bolivianos”.

Renta Petrolera y Ley de Incentivos

La renta petrolera acumulada desde el 2015 al 2018 fue de cerca de los $us10.000 millones. El 2016, fue el año en el que se registraron los precios más bajos del WTI; la renta petrolera fue de $us1.755 millones, “mucho más que la alcanzada el 2005 que fue de $us674 millones”; el 2017 fue $us1.896 millones; el 2018 se situó en $us2.281 millones.

Según Sánchez, la Ley de Incentivos posibilita la continuidad de operaciones; la ampliación de superficie exploratoria para YPFB; la posibilidad de exploración en áreas protegidas; reglas claras para los contratos petroleros; asimismo, la regulación a la compensación socio ambiental y el acortamiento de plazos de procesos de Consulta y Participación. “Esta ley consiguió que YPFB firme ocho contratos de servicios petroleros que ya fueron aprobados por la Asamblea Legislativa Plurinacional, con un potencial de 12,45 TCF y una inversión de más de $us6.800 millones, que se estima redituará en una renta petrolera de más de $us50.000 millones en un escenario optimista de precios del WTI. La ley también viabilizó cuatro adendas y cuatro cesiones en contratos de servicios petroleros; las adendas y cesiones viabilizaron otros $us993 millones, redituando en una renta petrolera estimada de más de $us11.000 millones”.

Reservas hidrocarburíferas

En agosto de 2018, la empresa canadiense Sproule certificó 10,7 TCF de reservas probadas de gas natural en Bolivia al mes de diciembre de 2017, que demuestran que la actividad exploratoria nunca fue descuidada, siendo el factor de reposición mayor a 1, vale decir que el gas consumido tanto por el mercado interno creciente (13 a 15 MMmcd) como por el mercado externo (35 a 45 MMmcd) durante el período 2014-2017, ha sido repuesto e incluso incrementado, según explicó el ministro de Hidrocarburos. “Las reservas hidrocarburíferas certificadas el año pasado marcan un récord histórico. “El 2009, se certificaron 9,94 TCF y 10,45 TCF el 2013, que demuestran el incremento de las reservas probadas de gas natural”, dijo la autoridad.

YPFB, generó un Portafolio Exploratorio con 33 Proyectos, que tienen asociado un potencial hidrocarburifero estimado de cerca de 30 TCF de gas y 750.000 Millones de barriles de petróleo crudo. Asimismo, YPFB conjuntamente Beicip Franlab, una de las empresas más importantes a nivel mundial, estimó recursos in situ por descubrir de 151 TCF de gas y 17, 3 Billones de barriles de petróleo.

Exploración y explotación

Por otro lado, la autoridad aseguró que en los últimos cuatro años se realizó la perforación de 23 pozos exploratorios, de los cuales, seis son productores, nueve resultaron secos, tres están en evaluación técnica y cinco en ejecución. En los pozos Chaco Este-X1 y Boyuy-X2 se realizan operaciones de evaluación y pruebas de potencial productivo, para determinar la cantidad y calidad de los hidrocarburos hallados.



Sánchez informó que para el 2019 se priorizaron 19 pozos exploratorios y de investigación. De los cuales, Ñancahuazu-X1 y Florida-X2 se ponen a punto para iniciar la perforación, al menos 12 pozos iniciarán perforación durante el presente año y cinco estarán en obras civiles. Actualmente, estamos trabajando en la optimización de cronogramas de actividades para agilizar el inicio de perforación de todos los pozos.

La inversión ejecutada en la cadena de hidrocarburos entre 2015 – 2019 alcanzó a más de $us4.900 millones, producto de la Ley N° 767, que posibilitó la ampliación de la capacidad de plantas y la instalación de nuevas plantas. “La capacidad de procesamiento se amplió en 5.2 MMmcd. La Planta Incahuasi inició operaciones en septiembre de 2016 con 6.5 MMmcd, inicialmente se amplió su capacidad hasta 8 MMmcd el 2017 y en el 2018 se inició la ampliación a 11 MMmcd. En la Planta de Percheles se incrementó 0.70 MMmcd durante la gestión 2018”, refirió.

Asimismo, gracias a la Ley de Incentivos, se comprometieron $us. 1.400 Millones en campos en explotación, alcanzándose una producción fiscalizada promedio de gas natural de 56,31 MMmcd, mientras que en hidrocarburos líquidos fue de 56.360 barriles por día.

Industrialización

Las Plantas de Amoniaco y Urea se constituyen en el ingreso a la era de la industrialización. Este complejo petroquímico se encuentra en operación desde octubre de 2017. “Desde el inicio de operaciones al mes de octubre de 2018, la planta de Amoniaco Urea ha producido más de 240 mil toneladas métricas de urea granulada, empleando en promedio al mes de octubre de 2018 el 75% de su capacidad. Actualmente, además de cubrir la demanda interna, se realizan exportaciones a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, y se encuentran en análisis el desarrollo de los mercados peruano y colombiano”, destacó Sánchez.

Por otro lado, el ministro refirió la Planta Separadora de Líquidos “Carlos Villegas”, ubicada en el municipio de Yacuiba que comenzó la producción en agosto de 2015. El total de inversión en esta planta alcanzó los $us695 millones. En promedio al 2018 ha producido 583 Toneladas Métricas Día (TMD) de GLP, 810 barriles por día Gasolina y 303 barriles por día de Isopentano. “Con la puesta en marcha de esta planta y la Separadora de Líquidos de Río Grande, Bolivia pasó de ser importador a exportador de GLP, además de incrementar la producción de gasolinas, rompimos el patrón primario exportador, con nuestros productos con valor agregado, que solo el 2018 generó un ingreso de $us 193 millones”.

Combustibles verdes

“El sector hidrocarburos es un sector pujante que busca ir a la vanguardia en la región, implementando políticas acordes a la realidad boliviana y al nivel de países desarrollados, es por ello que en apenas 15 meses de negociaciones generó sinergias entre el Estado y el empresariado privado boliviano, un hecho antes nunca sucedido, para que el años 2018, Bolivia ingrese a la era de los combustibles verdes, con el inicio de la comercialización de la Súper Etanol 92, como un combustible alternativo para los vehículos de alta gama, con ventajas como la mayor potencia por contar con 92 octanos, y por reducción en las emisiones de CO2”.

Adicionalmente, el proyecto tiene importantes impactos en la creación de cerca 30.000 nuevos empleos entre directos e indirectos, el incremento del PIB en 0,9 puntos porcentuales, así como la reducción de la subvención por disminución de la importación de insumos y aditivos para gasolina especial, según explicó la autoridad.

“El 2019 es el año de la consolidación de los combustibles verdes. El Ministerio de Hidrocarburos y YPFB están trabajando para la implementación de la gasolina Súper Etanol 97 y el biodiesel. De igual modo, con la Cámara de Importadores de Vehículos están trabajando en el proyecto piloto para la importación de vehículos Flex Fuel, los cuales consumen alcohol hidratado, para ofrecer una nueva alternativa a la población. Todos estos proyectos posicionan a Bolivia al nivel de países desarrollados, que velan por la protección del medio ambiente y otorgan mejores condiciones a los usuarios de vehículos.”, afirmó Sánchez.

Internacionalización de YPFB

Otro reto del sector de hidrocarburos es la consolidación de la internacionalización de YPFB, logrando ser socia de empresas extranjeras para la comercialización y distribución de gas en los países vecinos. En las últimas semana YPFB y el Ministerio firmaron varios acuerdos con empresas privadas de Brasil para la venta de gas, urea, la participación en la comercialización y distribución de gas en Brasil, y ser socios en proyectos termoeléctricos en el país vecino. El mercado gasífero ha sufrido varias transformaciones. La implementación de nuevas tecnologías y el desarrollo de la integración energética genera una nueva coyuntura, por lo que la política estatal hidrocarburífera va en ese nuevo rumbo con una visión más tecnológica, más eficiente, internacional y de generar nuevos ingresos en proyectos nunca desarrollados por YPFB.

“YPFB ha jugado un rol estratégico en el desarrollo del país. Es momento de reinventarse. El 2018 se dio inicio a este proceso, y el 2019 lo vamos a consolidar. YPFB va empezar a operar en otros ámbitos en el exterior, en la comercialización, en la distribución, en energía. Nuestra YPFB es una empresa corporativa, es una de las multilatinas más importantes de la región. En el país seguirá impulsando a otros sectores, es una palanca de desarrollo y seguirá siendo por muchos años más el pilar económico más importante. Hoy, el nuevo concepto, la nueva era es que YPFB se debe convertir en un comercializador y un distribuidor en los países de Argentina o Brasil, accionista de industrias en el exterior, consolidando su internacionalización”, finalizó el ministro.///


Notas Relacionadas