El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Óscar Ortiz: “Cada vez se hace más difícil investigar al MAS”

hace 7 mese(s)

,

Óscar Ortiz Antelo es, quizá, uno de los políticos de la oposición que más veces aparece en la televisión denunciando el accionar del Movimiento Al Socialismo (MAS), del Presidente de Bolivia, Vicepresidente y ministros.

Destapó varios hechos irregulares y de corrupción. Dijo que tiene un pequeño equipo de asesores que lo apoya en el Senado, pero que en realidad las investigaciones se hacen en base a puro esfuerzo. Advirtió que cada vez es más difícil avanzar porque autoridades y funcionarios esconden los pedidos de informes o tardan en responder.

Denunció los casos de las barcazas chinas, el desfalco en el Fondo Indígena, el hecho de corrupción en compra de taladros para YPFB, CAMC, irregularidades en los contratos de obras para los Juegos Suramericanos y otros.

Pese a esos obstáculos que significa ser minoría en la Asamblea, Ortiz está seguro de que, si fuera elegido Presidente de Bolivia -es candidato por la sigla Bolivia dice No-, sabrá enfrentar ese momento, aún conociendo que la oposición sería mayoría. “Tenemos inteligencia, experiencia, pero sobre todo apertura de diálogo”.

¿Cómo empiezan las investigaciones de los casos? ¿cómo se respalda?

Cuando hablamos de la lucha contra la corrupción tenemos que decir que hemos enfrentado los peores escenarios y muestras de poder del MAS. Supimos salir de todos y hemos demostrado no tener miedo al poder ni a las consecuencias de denunciar lo irregular. He defendido la democracia en los 13 años más difíciles. Nadie ha podido refutar mis denuncias y todo lo que he afirmado se ha comprobado.

¿Cuáles son los casos denunciados más importantes?

Hemos estado investigando por cuatro años las barcazas chinas (la Empresa Naviera Boliviana, Enabol, en 2009 inició trámites ante dos empresas chinas para comprar 16 barcazas y dos remolcadores. Pagó 33 millones de dólares y pese al tiempo transcurrido lo adquirido no fue entregado).

Lo mismo sucede en el caso Taladros (compra de tres taladros a la empresa italiana Drillmec, sin cumplir normas. Involucró a 19 funcionarios y un gerente de YPFB); el Fondo Indígena (desfalco de 182.7 millones de dólares), después de varios años recién se procesó a la señora Achacollo (Nemesia, exministra de Desarrollo Productivo), pero nunca se convocó al resto del directorio que era igual de responsable; en los Juegos Suramericanos del año pasado comprobé que se habían adjudicado las obras antes de que salgan las licitaciones.

También está el préstamo que hizo el Banco Central de Bolivia, BCB, de 300 millones de dólares a Salvador, que no calificaba, además no tiene sentido que ande dando dinero teniendo déficit en Bolivia y con tantos temas por resolver; estaba el caso de CAMC (adjudicaciones privilegiadas de obras en las que estuvo como gerente Gabriela Zapata, exnovia del presidente Morales). Hubo irregularidades en la adjudicación del ferrocarril Montero Bulo Bulo, en el que se acusó cuando los chinos ya estaban fuera del país.

Todos estos casos y otros más nos dieron credibilidad. La gente sabe que puede confiar en nosotros y siente que le damos garantía de defensa de la democracia, de la lucha contra la corrupción y seguridad de que atenderemos necesidades de la gente.

¿Cómo se organizan para investigar. Quiénes están detrás de ustedes?

Hemos realizado este trabajo con mi equipo de asesores en el Senado.

Cuesta mucho porque cada vez hay menos información, cada vez responden menos a los informes escritos. Hoy, el nuevo presidente del Senado, Milton Barón, pone una serie de obstáculos y ni siquiera quiere enviar el Ejecutivo las peticiones de informes que entrego. Los informes orales van esperando unos nueve meses.

No hay transparencia. En parte de los contratos para los Juegos Suramericanos tuvimos que comparar los acuerdos con el informe de adjudicación. Después de que hicimos las denuncias, ya no subieron las páginas al Sicoes, eso muestra cómo hay un sistema orientado a blindar a altas autoridades.

Básicamente dedico tiempo (para investigar). Concentración en el trabajo, enfrento muchos obstáculos con muy pocos recursos. Me apoyan dos abogados.

¿Qué posibilidad tiene Oscar Ortiz de ser Presidente?

 

Creo que mucha. Gran parte de la gente quiere candidatos nuevos. Tenemos por delante 10 meses de campañas (hasta octubre, mes de las elecciones) y los vamos a aprovechar. En los primeros días hábiles del este año ya estuvimos en Cochabamba, La Paz, Santa Cruz, Potosí y Chuquisaca. Es una nueva forma de hacer política cercana a la gente. Vemos cómo el actual presidente (Morales) mira al pueblo desde el helicóptero, ya ni siquiera recorre nuestras calles ni carreteras. Hay otros expresidentes que creen que por el hecho de haber llegado a la Presidencia son los únicos que tienen derecho a volver.

Todos los candidatos ofrecen cambio. Afirman ser la solución.

No queremos ser lo mismo que los demás. Nosotros tenemos una ventaja y es que somos nuevos, pero al mismo tiempo tenemos experiencia.

Póngase en el papel de Presidente. Ha ganado con el 51 por ciento, pero detrás está el MAS y ahora en el papel de opositor fuerte. ¿Cómo ejercer la Presidencia así?



Primero, hemos sabido enfrentarlo desde la minoría cuando el MAS tenía todo el poder. Les aseguro que siempre vamos a mantener la firmeza, pero también la apertura para conversar.

Hemos sabido enfrentarlo desde las condiciones más adversas. Tenemos esa experiencia y sabemos defender la democracia.

En las anteriores elecciones subnacionales, en varios municipios y gobernaciones ganó la oposición, pero le ha sido difícil gobernar y poco a poco fue absorbida por el MAS.

 

Es porque hay mucho chantaje, mucho abuso de poder. Eso tiene que cambiar. Cuando fui presidente del Senado, respeté a los senadores del MAS. Les di lo que les correspondía, equipo de asesores, puede preguntar a cualquiera. En eso soy institucionalista. Si hay un alcalde, un gobernador de otro partido, esa es la democracia debo respetar.

¿No teme una oposición dispersa, así como dispersos son los grupos que se han presentado?

 

Lamentamos que no se haya concretado esa oposición, pero al mismo tiempo decimos que se puede lograr la unidad de los opositores -no de los líderes políticos- alrededor de un cambio de Gobierno.

Demócratas en Cochabamba está debilitado. Hay procesos contra el alcalde José María Leyes. Hay división, renuncias. Karen Suárez parece que hubiera actuado sola el tiempo que le ha tocado estar a la cabeza de la Alcaldía.

No lo negamos. Sufrimos un golpe duro. La estructura del partido fue impactada, por eso se ha designado un comité transitorio que está trabajando para el bien del partido. Estamos seguros de que se van a superar todos estos momentos difíciles.

Califique con una palabra al alcalde Leyes.

Compañero. Es un compañero a quien todos vimos con una gran ilusión con la gran victoria que tuvo en Cochabamba. Está pasando por un mal momento y obviamente deseo que pueda superar, pero queremos un juicio justo.

Muchos juicios, muchas pruebas contra Leyes… ¿son todos inventados?

Lo que le puedo decir es que no hay una justicia de verdad en la que se puede ejercer un derecho a la defensa. Todos podemos ser sometidos a un juicio, pero todos queremos ser procesados como corresponde.

Leyes está en la cárcel de San Antonio. ¿Lo ha visitado?

No, no he tenido oportunidad, pero como siempre digo, reivindicamos el derecho que tiene él a proceso justo. La justicia no es igual para todos, en algunos casos corren y en otros, no.

¿Habla Oscar Ortiz algún idioma nativo?

Hice cursos de guaraní, que es lo que más se habla en Santa Cruz y con esa certificación me habilité al Tribunal Supremo Electoral.

¿Habla?

Hablar fluidamente, no. Tengo conocimiento básico.

¿Puede decir alguna frase?

Como estamos aún en la mañana, puedo decir puama (buenos días).///


Notas Relacionadas