Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Aumenta a 66 el número de fallecidos en la explosión de un oleoducto en México

hace 1 mese(s)

,

Las autoridades mexicanas han comunicado que el número de muertes a causa de la explosión este viernes de un oleoducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Hidalgo ha aumentado a 66, mientras que la cifra de heridos se eleva a 76.

Entre los heridos se cuentan 73 hombres y tres mujeres a niveles variados de gravedad, declaró el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad. El funcionario atribuyó esta explosión en la localidad de Tlahuelilpan al 'huachicoleo', como se conoce popularmente el robo de combustible en el país latinoamericano.

Según las autoridades, entre 600 y 800 personas se llegaron a acumular en los alrededores del ducto en los minutos previos a la explosión, que según se había reportado ocurrió unas dos horas después de que comenzara una fuga.

"No vamos a detenernos"

En palabras del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, las imágenes de la gente con cubetas, bidones y otros recipientes para extraer gasolina hablan de que este es un asunto que "desgraciadamente se extendió a toda la zona petrolera", pues "donde pasan ductos hay estas prácticas".

"Aunque duela mucho tenemos que seguir con el plan de acabar con el robo de combustible y con estas prácticas. No vamos a detenernos, vamos a erradicar [el 'huachicoleo']", aseveró el mandatario mexicano.



Sin embargo, el presidente ha sido enfático en que "no se puede enfrentar el mal con el mal". "Esto no es un asunto policial o militar. No se resuelve con medidas coercitivas", aseveró López Obrador, subrayando que, "si el pueblo ha llegado a este extremo, a estas prácticas, es porque se le abandonó por completo" y tiene problemas en satisfacer sus necesidades básicas.

El presidente ofreció sus condolencias a los afectados y advirtió a la población de que se expone al riesgo de convertirse en víctima de un suceso similar al ocurrido en Hidalgo si incurre en la práctica del robo de combustible.

Advertencia a la población

Fayad, por su parte, indicó que personal militar se hizo presente a aproximadamente las 17:00 en el sitio, donde encontró a una multitud que recolectaba combustible de una fuga que fue ocasionada por una perforación ilegal del ducto.

El funcionario hizo hincapié en que los soldados encargados de acordonar la zona pidieron a los presentes abandonar el lugar a causa de la peligrosidad de la situación, una solicitud que no dio frutos.

El gobernador finalmente expresó sus condolencias para con las víctimas. Al mismo tiempo, las autoridades recordaron que el delito asociado de vandalismo contra este tipo de instalaciones estatales es penalizado con entre 20 y 30 años de cárcel.

Entretanto, un video ha trascendido del momento de la fatal explosión del oleoducto en Tlahuelilpan.///


Notas Relacionadas