Banner YPFB

El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Basura, agua residual y pesticidas exterminan al lago San Jacinto

hace 19 dia(s)

,

A don Roberto no le quedó otra alternativa que conectar una tubería para bombear agua del lago San Jacinto hasta su casa, la misma está a no más de 20 metros. Sabe que ese recurso hídrico está contaminado, pero son más de cinco años que él y sus vecinos no tienen agua potable, a pesar de ser una zona turística que en época alta recibe hasta 1.000 turistas por día, y en temporada baja a 500. 
Su oficio es albañil, es un campesino de abarcas y gorra que sólo le afloja a la coca cuando tiene que dormir. Su conocimiento en el rubro le hace sostener que los escasos baños que se construyeron en las viviendas y casetas de venta no cuentan con las cámaras sépticas adecuadas para evitar la filtración de aguas residuales hacia el lago. Hacerlo demanda más inversión económica, por eso también parte de sus vecinos tienen conexión directa hacia ese espejo de agua.

Sí, las heces fecales y la orina alimentan el lago San Jacinto sin tener tratamiento alguno. El construir una cámara séptica les implica pagar periódicamente a un vehículo cisterna para que cargue las aguas residuales cada vez que ésta se llene. Don Roberto asegura que varios de sus vecinos prefieren evitar ese gasto.Por eso también no le es extraño ver a la gente hacer sus necesidades biológicas al aire libre.
Las aseveraciones de don Roberto resultaron tener una base científica, pues una investigación de la Universidad Católica Boliviana (UCB), muestra que entre 150 a 200 viviendas que están alrededor del lago San Jacinto no tienen conexión a un sistema de alcantarillado sanitario. Este trabajo saca a la luz que el excremento, los residuos sólidos y los pesticidas son los principales contaminantes del lago San Jacinto.
Según la investigación, el primer aspecto afecta directamente a la contaminación ambiental del lago; especialmente a la calidad del agua y del suelo. Las excretas al encontrarse al aire libre y por efecto de la escorrentía en época de lluvia, son arrastradas hasta ese espejo de agua, por lo que aportan un alto contenido de contaminantes como coliformes fecales, que en concentraciones elevadas son una fuente de enfermedades infecciosas para las personas que hacen uso de ese recurso.
No por nada el 20 de noviembre los habitantes de Tolomosita Sur realizaron una protesta y denunciaron que por día se enferman entre cuatro a cinco niños con infecciones diarreicas. 
Doña Hortensia vende chirriadas desde que se inauguró la represa San Jacinto. Se dedica a esa actividad porque ya no posee sus tierras de cultivo, el embalse de agua está sobre las que algún día fueron sus parcelas. Como no hay agua potable, espera que su hijo agarre en su casa el recurso hídrico que es llevado por las mañanas por un camión cisterna. De ahí trae un balde a su puesto de venta y lo usa para lavar sus utensilios. 
Hasta hace diez años el Proyecto Múltiple San Jacinto contaba con una Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), pero en el año 2006, después de diez años de funcionamiento, suspendió su operación debido a los resultados del análisis de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM). Se evidenció que existía presencia de contaminantes como metales pesados (plomo Pb).
La represa de San Jacinto cuenta con una capacidad de embalse de 62 hectómetros cúbicos (Hm3), pero el volumen útil es de 49. Tiene un espejo de agua de aproximadamente 700 hectáreas (ha). Éste se alimenta de la cuenca del río Tolomosa y de la Victoria.
A orillas de la presa se construyeron locales de venta de comida, pero debajo de estas edificaciones son visibles las cañerías que despachan agua mezclada con aceites y grasas que usan para las frituras de los alimentos. 
A dos o tres metros más cerca del lago (Donde se meten las tuberías) la humedad de la tierra es notoria, éstas despiden un olor fétido. Así lo constató El País eN.
Pero no sólo hay ese problema, otro de los resultados de la investigación de la UCB muestra que más del 70 por ciento de la superficie de los alrededores del lago San Jacinto tiene presencia de residuos. Un carro basurero recoge dos veces a la semana los deshechos, pero esto no es suficiente para librar a la zona de la contaminación. Peor aún, con la ayuda de las lluvias los desechos terminan en las aguas de la represa, lo que también aporta a disminuir la calidad del líquido elemento.
A pesar de que no se cuenta con conexiones de alcantarillado sanitario, en el margen del lago que limita con la comunidad de Tolomosa Oeste se observa una gran cantidad de domicilios, asimismo se encuentra en ejecución un resort hotel. 
Otro problema que menciona la investigación destaca el mal uso de productos químicos (plaguicidas, pesticidas, etc.), los cuales tienen un efecto en el medio ambiente. Éstos son considerados como la principal fuente de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y plaguicidas. Se trata de la mayor fuente antropogénica de gases, responsables del efecto invernadero, puntualmente metano y óxido nitroso, contaminantes del aire y del agua. Éstos también contribuyen a la degradación de la tierra y la salinización.
De esta manera, según la investigación, a la disminución de la calidad del agua de la represa aportan una contaminación difusa con fertilizantes inorgánicos de origen industrial, utilizados en la agricultura y los excrementos de ganado. 
El río Mena alimenta al lago San Jacinto y según estudios realizados anteriormente es catalogado como el afluente con mayor arrastre de sedimentos, pues presenta aguas con poca transparencia.
En época de estiaje su coloración es verde a causa del excesivo contenido de nutrientes, ya que los sedimentos son uno de los factores que contribuyen al proceso de eutrofización, y una de las consecuencias de eso es generar elevada vegetación y otros organismos, que agotan el oxigeno del agua y conducen a la ausencia de vida en ella. Sus características son mal olor, ausencia de peces y en general baja calidad del agua.
Don Roberto y doña Hortensia reniegan contra el Municipio de Cercado porque no toma acciones al respecto, pero también contra sus vecinos, porque no toman conciencia sobre la contaminación. Más aún dicen que si hablan mal de esto, habrá represalias. Debido a este motivo solicitaron guardar sus verdaderos nombres en reserva. 
“Si se enteran que yo hablé con la prensa para contarles la situación en la que vivimos, de seguro habrá represalias contra mí-comenta Roberto-. Pero también tienen razón, porque si la gente se entera de lo que realmente pasa aquí, de seguro ya no querrán visitarnos, y es de las ventas de lo que subsistimos aquí”, analiza.

Los contaminantes de la represa

Basura
Uno de los resultados de la investigación de la UCB señala que más del 70 por ciento de la superficie de los alrededores del lago San Jacinto tiene una presencia de residuos. Un carro basurero recoge dos veces a la semana los deshechos, pero no es suficiente para librar a la zona de la contaminación.

Agua Potable 
Hasta hace diez años el Proyecto Múltiple San Jacinto contaba con una Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), pero en el año 2006, después de diez años de funcionamiento, suspendió su operación debido a los resultados del análisis de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM).

Alcantarillado 
La investigación de la UCB muestra que entre 150 a 200 viviendas que están alrededor del lago San Jacinto no tienen conexión a un sistema de alcantarillado sanitario. Además este trabajo revela que las excretas o excremento, residuos sólidos y pesticidas son los principales contaminantes del lago San Jacinto.

 

mg


Notas Relacionadas