Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

FF.AA. de Brasil condicionan cambio previsional a reajuste salarial

El proyecto que le presentaron a Bolsonaro, según O’Globo, contempla el aumento de la vida activa militar y la fijación de una edad mínima de jubilación.

hace 1 mese(s)

,

En el intento de desatar el nudo de las cuentas públicas en Brasil, el gobierno de Jair Bolsonaro tendrá por delante, entre tantos desafíos, la discusión de la reforma previsional y una antigua dificultad es justamente el peso de los militares en el sistema. Aunque no integran el proyecto que tramita el Congreso, las jubilaciones de las FF.AA. también deben ser prioridad de la administración que comienza en enero.

Según el vicepresidente electo, el general Hamilton Mourão, la idea del equipo económico es presentar los cambios a las carreras militares cuando el nuevo gobierno presente la propuesta de crear “un nuevo modelo, inspirado en la experiencia chilena, el sistema de capitalización”, señala la revista Época. La expectativa es que sea posible presentar este nuevo régimen en 2019. “El personal está trabajando en eso”, dijo Mourão a ese medio .

A diferencia de lo observado el año pasado, cuando el gobierno enfrentó resistencia de parte de los militares a los cambios, Mourão aseguró que ahora las FF.AA. están preparadas para el cambio y que él mismo está negociando los detalles. “Las Fuerzas Armadas están listas para hacer las adaptaciones necesarias”, dijo. “Tenemos que aumentar el tiempo de servicio, ya no podemos aceptar que alguien vaya a la reserva con 48, 49 años de edad”, afirmó.

Y en una señal de que efectivamente los militares están trabajando en el tema, el diario O Globo informó que Bolsonaro y su superministro de Economía, Paulo Guedes, recibieron de la cúpula castrense, esta semana, la propuesta de reforma de previsional de las FF.AA. asociada al reajuste de los salarios de los generales de más alto rango. Un aumento, que a juicio del periódico, tendría efecto cascada en la jerarquía militar.

Según O Globo, el proyecto de reforma a la previsión militar entregada a Bolsonaro y Guedes considera tres puntos clave. El primero de ellos es la ampliación del plazo de permanencia de los militares en la vida activa -y, por lo tanto, de contribución- de 30 a 35 años.



Asimismo, la propuesta fija la edad mínima de jubilación en 55 años, tanto para hombres como para mujeres. Además, establece que la contribución a ser pagada considere también a cabos, soldados, alumnos de las escuelas de formación militar y pensionistas.

En contrapartida, la cúpula de las FF.AA. solicita la especificación de un aumento de salarios a los generales de más alto puesto, con la equiparación a la remuneración de un ministro del Superior Tribunal Militar (STM). El sueldo de un ministro del STM es de 32 mil reales (US$ 8.500). En el Supremo Tribunal Federal (STF), un ministro gana 33.700 reales (US$ 9.000), valor reajustado este miércoles por el Senado a 39.200 reales (US$ 10.500). Un general del más alto rango, por su parte, recibe, en promedio, 26 mil reales (US$ 6.900), según el diario carioca.

Fuentes consultadas por O Globo aseguran que Bolsonaro habría encontrado “convincente” la propuesta. Guedes, por su parte, no habría dejado clara su impresión al respecto. El superministro quedó de analizar los datos presentados y manifestó que su prioridad, ahora, es intentar conseguir la aprobación de los principales puntos del texto de la reforma previsional, presentada por el Presidente Michel Temer.

La cúpula de las FF.AA. habría manifestado a Bolsonaro y Guedes la posibilidad de que la reforma previsional de los militares sea resuelta por un proyecto de ley, mientras que el cambio en el régimen general depende de un cambio de la Constitución. Pero quieren que un proyecto de ley sólo se presente cuando los cambios ya se hayan efectuado para los civiles.

“No sé si hubo un acuerdo formal entre el diputado y excapitán de Ejército y los militares en torno a esas demandas. Pero hubo al menos un acuerdo tácito”, comentó Sylvio Costa, fundador de Congresso em Foco, grupo que vigila y rastrea la corrupción legislativa en Brasil. “Mi sensación es que Bolsonaro va a cumplir eso, en el límite de sus posibilidades. No va a querer quedar mal con su base electoral original, que es una ‘base’ tan estratégica”, dijo.

A juicio de Costa, los militares, “que hoy apoyan en masa al Presidente electo”, sostiene, quieren de Bolsonaro cuatro cosas: “Mejora de los sueldos, que siempre fue la principal bandera del diputado Bolsonaro; aumento de las inversiones en las Fuerzas Armadas; impacto negativo cero para los militares en la reforma previsional, y entrega de puestos civiles a militares”.///


Notas Relacionadas