El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

NO SOY MAQUINISTA NI TRACTORISTA, SOY OFICINISTA TOTAL
Por: Felipe Quispe, el “Mallku”

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

Es una expresión célebre de un gobernador del Departamento de La Paz, ante la desgracia de sus hermanos Aymara de los Yungas. Este discurso ha caído como anillo al dedo al gobierno MAS-IPSP. Lo supieron explotar con hidalguía y orgullo MASista de siempre. Sin embargo, la posición del gobernador Félix Patzi Paco es un suicidio político. Quiérase o no, los caminos troncales de hecho y derecho corresponden a la gobernación y los vecinales a los gobiernos municipales. ¿Entonces? El gobernador como tal y cual debía estar en persona y sentir en carne propia la desgracia humana. No es decir como los gobiernos coloniales, que me importa que mueran esos indios de los yungas.

 

El gobernador Patzi Paco tiene que comprender, que estamos viviendo en ese calor electoral y que él es candidato para la presidencia, no es una persona común y corriente. Sobre todo enarbola la bandera del “Tercer Sistema”, que no es igual que un partido político tradicional y colonial. Patzi tiene que ser un nuevo hombre comunitarista. Pero, quién puede dar su voto a este tipo de persona inhumana e inmunda. ¡Nadie!. Con su indiferencia del desastre de Caranavi y con su célebre frase: “Yo no soy maquinista ni tractorista para ir al lugar de desastre”, con estas palabras se ha autoenterrado al cementerio político.

 

Recuerdo, que aquellos tiempos hubo un Dr. Alberto Costas Obregón, quien era Candidato a la Presidencia de la República. ¿Sabes? El Dr. Costas, se ha auteliminado con estas palabras: “Seria un imbécil que no me conozcan”. Sólo con la palabra “imbécil” y nada más.

 



Hay otra anécdota que me viene a la cabeza, se trata de Lima-Perú, cuando una señora aristocrática y racista recalcitrante sale a la luz pública y dijo: “Yo no voy dar voto a un auquénido”. Gracias a esa expresión sarcástica, toda la cholada limeña votó para Alejandro Toledo y ganó la silla presidencial. 

 

El año 1979, el pueblo andaba cansado y aburrido con la dictadura militar-fascista de Hugo Banzer. De pronto, aparece el Dr. Hernán Siles Suazo con la UDP. Con su consigna: “Que el hambre no espera”. Bajo esta consigna, se concentró en la Plaza de San Francisco y arrasó con los votos.

 

Otro político profesional, que retornó al poder, fue Víctor Paz Estensoro con estas expresiones: “Bolivia se me muere”, implantó su modelo neoliberal y gobernó el país. Estos pasajes son simplemente para refrescar la mente distorsionada del Dr. Félix Patzi Paco. No estoy haciendo una campaña de ataque ni desprestigio. Ahora se ha caído por su propia boca, porque en las encuestas aparecía por lo menos con 2%, esto implica perder la personalidad jurídica.

 

Recomiendo a los bisoños políticos, que recientemente incursionaron a la arena política: En la ciencia política no hay milagros. Los votos no caen del cielo como la lluvia. Es con un trabajo tesonero, es manejando un buen nivel político. Aprendan de los viejos, porque hemos vivido en carne propia ese escenario político e ideológico, desde muy joven. Estamos de vuelta, no se preocupen. Con un gran Jallalla de siempre.