Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Medio Ambiente

Dos cabezas, seis patas y un caparazón: Jicoteas siamesas se convierten en atracción en Cuba

El excepcional reptil está formado por dos organismos distintos que comparten porciones de un mismo cuerpo pero que se alimentan y defecan por separado.

hace 7 dia(s)

,

Dos jicoteas —una especie conocida también como tortuga pintada o tortuga escurridiza— nacidas con un mismo caparazón y encontradas hace poco más de un mes en la ciudad cubana de Pinar del Río se han convertido en una 'celebridad' local, informó el pasado miércoles el periódico Granma.

El reptil, que posee dos cabezas, cuatro patas delanteras, dos traseras y dos colas, fue hallado por Osvaldo López Romero, un estomatólogo aficionado a la pesca, mientras escarbaba la tierra para juntar lombrices junto a su hijo en la orilla de una pequeña represa.

El hombre se llevó a las tortugas siamesas a su hogar y comenzó a cuidarlas, a pesar de tener pocas esperanzas de que el animal sobreviviera. "Pensé que no se salvarían" ya que aparentemente aún "no estaban en tiempo de eclosionar", mientras que "en la parte de abajo del carapacho tenían una mancha amarilla que parecía la conexión con el huevo", recordó Romero.



Sin embargo, al día siguiente las jicoteas comenzaron a alimentarse, convirtiéndose en un caso excepcional en que este tipo de reptiles siameses sobreviven.

"Muchas veces los huevos con dos embriones ni siquiera llegan a eclosionar" ya que, aún en caso de hacerlo, "la probabilidad de supervivencia es casi nula" a causa de "la competencia entre ambos individuos", por lo cual "se les hace difícil alcanzar el alimento, nadar, o trasladarse por tierra", comentó al respectó el médico veterinario de la Empresa Nacional para la Protección de la Flora y la Fauna cubana Ihosvany García Veloz.

Desde entonces, las tortugas siamesas —consideradas por su dueño como dos organismos distintos que comparten porciones de un mismo cuerpo pero que se alimentan y defecan por separado— se han convertido en una verdadera atracción.

"Todos los días venían personas" de modo que "el pueblo entero ha pasado por aquí para verlas", expresó Romero. A pesar de haber propuestas para vender a su mascota, el hombre confiesa que planea conservarla hasta que esta crezca para poder donarla a un acuario u otra institución donde los animales reciban los cuidados apropiados.


Notas Relacionadas