Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Las 8 pruebas que los fiscales y jueces ocultaron para condenar a Jhiery Fernández por el caso bebé Alexander

La jueza que reveló la inocencia del principal acusado fue enviada a la cárcel por haber violado la reserva del caso. Un informe revela qué ocultaron varias autoridades durante el proceso

hace 14 dia(s)

,

La red ATB presentó la noche del miércoles un reportaje especial en el que revelan las ocho pruebas que fiscales y jueces decidieron ocultar o ignorar para condenar al médico Jhiery Fernández, señalándolo como el autor material de la muerte del bebé Alexander, el 13 de noviembre de 2014.

Según señala el reportaje, los administradores de justicia y los representantes del Ministerio Público se aprovecharon de la declaratoria en reserva del caso y lo manipularon de tal forma que terminaron por condenar a un inocente.

Los protagonistas de esta historia son los fiscales Susana Boyán y Edwin Blanco; y los jueces Patricia Pacajes, Roberto Mérida y Gladis Guerrero.

La investigación periodística muestra ocho pruebas que liberaban de culpa a Fernández y fueron ignoradas e incluso ocultadas de manera intencional por investigadores y jueces. Los hallazgos presentados por ATB son los siguientes.

1.- La autopsia y las placas fotográficas descartan la violación al bebé. Una decena de placas fotográficas realizadas al cuerpo de Alexandar concluyen que no hay lesión en la región perianal del infante. "Se advierte que no existen lesiones compatibles con agresión sexual", señala el informe que no fue tomado en cuenta ni por la Fiscalía ni valorado por los jueces.

2.-  Las pericias descartaron PSA en la región perianal y cavidad anal del bebé. El informe del Instituto de Investigaciones forenses no encontró antígeno prostático (PSA ) en cuatro de cinco muestras tomadas en el hogar Virgen de Fátima, centro de acogida donde estaba el bebé. El PSA es una sustancia que expulsa el hombre al sostener una relación sexual. El antígeno no fue hallado en: la frazada de Alexander, en un pedazo de papel higiénico, hisopos de región perianal e isopos de la cavidad anal del infante. Sí se encontró PSA en una muestra tomada por la forense Ángela Mora, cuyo informe fue el que sirvió para que los fiscales acusen al médico. La defensa de Fernández asegura que esa prueba apareció de forma desconocida y hasta la fecha se desconoce a quién pertenece realmente. 



3. Las pericias no hallaron espermatozoides en las pruebas. El IDIF descartó la presencia de semen en cada una de las muestras tomadas en el cuerpo del bebé Alexander. Se desconoce porque la Fiscalía tampoco mencionó o uso esta prueba en el juicio. 

4. No se determinó a quién pertenece la huella genética. La investigación científica detecta dos perfiles genéticos, uno del bebé fallecido y el otro de una persona de sexo masculino, pero la Fiscalía no ordena que se averigüe a quién pertenecía el perfil desconocido. "No se ha hecho ese estudio", reconoció en una oportunidad la exjueza Pacajes. La duda es por qué hasta ahora no se ha ordenado esta pericia.

5. Una pericia genética independiente exculpa al médico. En 2015 se realiza un examen genético independiente de las muestras que la Fiscalía tomó de la región perianal del bebé. Un experto extrajo ADN de la clavícula del niño y la cotejo con  la sangre de cinco involucrados en el caso, uno de ellos Jhiery Fernández. El resultado fue contundente: "No se encontró el ADN de los investigados en ninguno de los objetos o muestras analizadas relacionadas con la escena del crimen", este estudio fue ignorado por los fiscales.

6. Sumario interno del Sedeges exculpó a Fernández. El Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) de la Gobernación de La Paz concluyó en un informe que el médico no tenía ningún tipo de responsabilidad administrativa en la muerte del bebé Alexander. El Ministerio Público también decidió ignorar los resultados de la investigación. 

7. El niño no murió por violación. Un estudio médico independiente refuta el informe forese inicial que señalaba que la causa de la muerte de Alexander fue por un "laceración ano sigmoidea". Sin embargo se estableció que en lesiones de tipo sexual es imposible que tal herida se produzca sin lesionar órganos adyacentes al recto, como ser la próstata y la vejiga, que en el caso de Alexander estaban intactos.

8. El verdadero estado de salud de Alexander. Se escondieron informes médicos que jamás fueron revelados, cómo las verdaderas causas del sangrado del niño. El diagnóstico previo a la muerte del pequeño señala que sufría serios problemas digestivos, provocados por su madre que siguió consumiendo bebidas alcohólicas durante el embarazo. La Fiscalía descartó usar la prueba que señalaba que Alexander sufrió una "cuagulopatía de consumo, falla orgánica múltiple y broncoaspiración" y que el sangrado "no provenía de ninguna lesión en anorectal".   


Notas Relacionadas