Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Desfiguró rostro de expareja porque ella se negó a darle un beso

La vida de Kayla Hayes dio un giro terrorífico, ya que se convirtió en otra víctima de violencia de género en Estados Unidos. Hoy se recupera y el agresor enfrenta una condena de 12 años.

hace 16 dia(s)

,

La violencia de género se manifestó durante toda la relación que Kayla Hayes (19) tuvo que soportar. Seth Aaron Fleury (23)  la golpeaba constantemente durante el año que duró el noviazgo y el final de la tormentosa relación llegó cuando él decidió arrancarle el labio en venganza porque ella se negó a retomar el vínculo y a darle un beso.

El hecho ocurrió en Carolina del Sur, Estados Unidos, hace ya un año, pero este jueves el agresor recibió una condena de 12 años por el delito.

Kayla Hayes narra que antes del ataque, Seth Aaron Fleury le dijo que él dejaría en ella “su marca para su próximo novio”. Ella contó que él la besó a la fuerza y ​​luego arrancó parte de su rostro de un brutal mordisco.

 "No estaba allí para volver con él". "Me negué y retrocedí solo para sentir que él se aferraba a mí. Sintiéndolo arrancarse. "Entonces empecé a gritar con toda la fuerza por ayuda y por miedo a mi vida".

“Este fue el día en que murió un pedazo de mí”, escribió en su cuenta de Facebook. “Estaba encharcada en mi propia sangre, con la mayoría de mi labio caído sobre mi pierna, sentía un fuego en mi boca entera. Estaba confundida y aterrorizada y no sabía cómo podría volver a mostrar mi rostro. En ese momento, quería que esos segundos fueran los últimos de mi vida. Quería rendirme para siempre”.

Después de la agresión, Fleury expulsó a la víctima de su auto y huyó. Fue un extraño quien auxilió a la joven. Aún así, él la llamó numerosas veces al celular: "Él continuó llamándome una vez que llegué a la ambulancia, que me pareció toda una vida después de tener algo que muchas mujeres consideran valioso para ellas, completamente mutilado. Luego me puse al teléfono con su amiga y recuerdo haber intentado decir que me mordió, pero nadie pudo entenderme porque mis labios no podían pronunciarlo".



El proceso de recuperación fue largo para Kayla Hayes, pues ella abandonó la universidad para poder someterse a numerosas cirugías que le permitieron "arreglar" el aspecto de su rostro, ya que quedó completamente desfigurada y con numerosos puntos alrededor de la boca.

Kayla Hayes

Kayla Hayes fue sometida a diversas cirugías para poder curar la enorme lesión que dejó en ella su agresor. 

Un historial de abusos

Hayes inició la relación con Fleury en el 2016, cuando él tenía 21 años y ella 17, y rompió con él después de casi un año ya que la trataba como a una propiedad.

Un llamado a denunciar la violencia machista

Tras la difusión mundial de su caso, Kayla Hayes aprovechó para hacer un llamado a las mujeres y aconsejarles que no deben soportar ningún tipo de agresión a través de su cuenta de Facebook: “si tú o alguien que amas están teniendo que lidiar con cualquier signo de abuso, por favor, no lo hagas. No seas controlada, engañada”.


Notas Relacionadas