Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Erdogan sube el tono y exige la entrega de los 18 saudíes detenidos por el asesinato de Khashoggi

El presidente turco afea que el gobierno saudí declarara en un primer momento que el periodista saudí había abandonado el consulado

hace 19 dia(s)

,

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha exigido hoy a Arabia Saudí que extradite a los 18 detenidos por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi para que sean juzgados por tribunales turcos.

“Si Arabia Saudí quiere lavar esta mancha, que entregue a estas 18 personas a Turquía y las juzgaremos”, dijo Erdogan, quien agregó que el domingo vendrá a Turquía el fiscal jefe saudí que dirige la investigación del asesinato de Khashoggi el pasado día 2 en el consulado de Arabia Saudí en Estambul.

Un manifestante porta un cartel con un retrato de Khashoggi durante una concentración en Estambul

Un manifestante porta un cartel con un retrato de Khashoggi durante una concentración en Estambul 

El mandatario recordó que aquel día, un equipo de 15 ciudadanos saudíes llegó a Estambul, aparte de otros 3 llegados antes, y aseguró que “se sabe que ellos mataron a Khashoggi, el asesino está entre ellos”.

“No es que no tengamos más pruebas. Las tenemos. Llegará el momento. No hay que precipitarse. Las autoridades saudíes anunciarán quién mató a Khashoggi”, dijo Erdogan durante un discurso en un acto de su partido, el islamista AKP, en Ankara. “El domingo enviarán a Turquía al fiscal jefe (saudí). Se reunirá con el fiscal jefe de Estambul y mantendrán una entrevista”, anunció.

“No es que no tengamos más pruebas. Las tenemos. Llegará el momento. No hay que precipitarse. Las autoridades saudíes anunciarán quién mató a Khashoggi”

Erdogan afeó además a Riad haber declarado en un primer momento que Khashoggi había abandonado el consulado, donde acudió el día 2 a recoger unos documentos, y donde fue asesinado. El presidente turco dijo que esa afirmación inicial de Riad fue “una declaración infantil” que no es propia de un Estado serio.

En lo que respecta al curso de la investigación sobre lo sucedido, la Policía turca no ha encontrado rastros de ADN en las muestras de agua del pozo situado en la residencia del cónsul saudí de Estambul, uno de los dos edificios investigados en la búsqueda del periodista desaparecido, informa hoy el diario turco Hürriyet.

Los equipos turcos pudieron acceder por primera vez al consulado el pasado 15 de octubre, trece días después de que Khashoggi entrara en la legación donde fue asesinado, como ya ha admitido Riad, y dos días más tarde obtuvieron permiso para registrar también la residencia consular, situada a unos 200 metros de distancia.



La Policía pretendió vaciar el agua de un pozo situado en la residencia, pero las autoridades saudíes se negaron a permitir el acceso de los bomberos al terreno al no figurar en la lista de nombres previamente consensuada.

Los agentes finalmente inspeccionaron el pozo con una cámara y tomaron muestras de agua, que fueron enviadas a un laboratorio, pero finalmente no se ha detectado ningún rastro de ADN en estas muestras, informa el citado diario.

Por otra parte, Hürriyet informa hoy de que todos los vehículos del consulado fueron sometidos a una limpieza profesional a fondo antes de que los equipos turcos recibieran permiso para registrarlos.

También se ha dado a conocer que la ropa hallada en el coche con matrícula diplomática aparcado desde hace semanas en un aparcamiento del barrio de Sultangazi y encontrado el lunes pasado, pertenecía a uno de los empleados del consulado, agrega el diario.

Por otro lado, el rey saudí, Salman bin Abdulaziz, habló ayer con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, sobre el desarrollo de las investigaciones de la muerte de Khashoggil, según la agencia estatal SPA. El monarca informó a Putin de “las medidas que han sido tomadas y las investigaciones para revelar toda la verdad del caso de la muerte” e insistió en que se juzgará a los autores del asesinato, que tendrán “su castigo”, dijo la agencia.

En respuesta, Putin expresó su “confianza” por las “medidas honestas” y “las investigaciones transparentes que están realizándose” para esclarecer el asesinato, que ha suscitado una ola de indignación mundial.

El monarca telefoneó también a Merkel para subrayar que los autores de la muerte “no representan los principios y valores del reino” saudí, según la agencia, que añadió que Merkel expresó su “esperanza de que las investigaciones actuales se dirijan a revelar todos los aspectos” del caso.

A pesar de estas palabras difundidas por la agencia atribuidas a Merkel, la postura de la canciller alemana ante este caso es de condena con total contundencia y, de hecho, el pasado 21 anunció la suspensión de las exportaciones de armas a Riad hasta que se esclarezca el asesinato, una acción que ha pedido que realicen los demás países europeos.

Por su parte, la directora de la CIA, Gina Haspel, se reunió también el jueves con el presidente estadounidense, Donald Trump, para informarle sobre su viaje de esta semana a Turquía, donde conversó con autoridades turcas sobre la investigación.

Haspel visitó este martes Ankara para obtener información y documentación sobre el caso de Khashoggi. El diario progubernamental turco “Sabah” asegura que altos cargos de los servicios secretos turcos, el MIT, le mostraron numerosas pruebas del asesinato, entre ellas una grabación de audio en la que se escucharía el momento de la tortura y asesinato del periodista.

El Gobierno turco no ha hecho comentarios oficiales sobre la visita de Haspel ni sobre sus reuniones en Ankara, pero según el diario Sabah, fue recibida por los máximos cargos del MIT.


Notas Relacionadas