Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Presidente turco afirma tener más pruebas sobre asesinato de periodista saudita

hace 19 dia(s)

,

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció el viernes que el fiscal general saudita viajará el domingo a Estambul para la investigación sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, y afirmó tener más pruebas relacionadas con este crimen.

El anuncio de Erdogan se produce después de que el fiscal general saudita, Saud bin Abdallah al Muajab, basándose en informaciones proporcionadas por Turquía, señalara el jueves por primera vez el carácter “premeditado” del asesinato.

“El domingo, ellos [los sauditas] enviarán al fiscal general a Turquía. Este se reunirá con nuestro fiscal general de la República en Estambul [Irfan Fidan]”, declaró Erdogan durante un discurso en Ankara.

Añadió que las autoridades turcas tienen “otros elementos” de prueba sobre el asesinato, cometido el 2 de octubre por agentes de Riad en el consulado saudita en Estambul.

“No es como si no tuviéramos otros elementos o documentos. Los tenemos. Mañana es otro día. No sirve de nada precipitarse”, dijo Erdogan.

Que Jamal Khashoggi “fue asesinado es un hecho. Pero ¿dónde está? ¿Dónde está su cuerpo”, se preguntó el dirigente turco. “¿Quién dio semejante orden? (…) Las autoridades (sauditas) deben explicarlo”, agregó.

Erdogan afirmó que Turquía compartió las “pruebas” con otros países, entre ellos Arabia Saudita.

“Ridículo”

En cuanto al desarrollo del caso, Erdogan criticó la reacción inicial de Riad, que negó el asesinato de Khashoggi y afirmó que el periodista había salido vivo del consulado.

“Estas declaraciones eran realmente ridículas […] Eran declaraciones pueriles, incompatibles con la seriedad de un Estado”, soltó el presidente turco.

El jefe de la diplomacia turca, Mevlut Cavusoglu, discutió el viernes por teléfono el desarrollo de la investigación con su homólogo saudita Adel al Jubeir, según un alto responsable turco.

Jamal Khashoggi, periodista saudita y crítico con la familia real, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado saudita en Estambul. Según responsables turcos, fue víctima de un asesinato planificado y perpetrado por un equipo de agentes llegados desde Riad.



Después de haber negado su muerte y ante la presión internacional, las autoridades sauditas presentaron varias versiones. Primero hablaron de una “pelea” que terminó mal, y después de una operación “no autorizada” y de la que el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, considerado el hombre fuerte del reino, “no había sido informado”.

En total, 18 sospechosos, todos sauditas, fueron detenidos en Arabia Saudita y varios altos responsables de los servicios de inteligencia fueron despedidos.

“¿Quién dio semejante orden? ¿Quién dio la orden a estos sospechosos de venir a Turquía?, dijo el viernes Erdogan.

“Si no lográis que hablen, entonces entregádnoslos, dejad que nosotros les juzguemos”, agregó.

“Ejecuciones extrajudiciales”

La prensa y responsables turcos anónimos atribuyeron al príncipe heredero Mohamed bin Salmán personalmente este asesinato. Pero Erdogan se abstuvo por ahora de acusarlo por su nombre. Los dos hombres conversaron por teléfono el miércoles por primera vez desde la muerte del periodista.

Bin Salmán calificó el miércoles como “incidente repulsivo” y “doloroso” el asesinato del periodista, que desató la indignación internacional y empaño la imagen del reino, primer exportador mundial de petróleo.

Según CNN, Salah, hijo del periodista asesinado, que abandonó Arabia Saudita con su familia después de que el gobierno saudita le levantara la prohibición de viajar, llegó a Estados Unidos.

El jueves, la directora de la CIA, Gina Haspel, presentó al presidente Donald Trump “sus conclusiones y sus análisis de su viaje a Turquía”, donde habló con los responsables de la investigación, anunció un responsable estadounidense.

Según la prensa turca, Ankara compartió con Haspel grabaciones de vídeo y de audio del asesinato de Khashoggi en el consulado.

El asesinato “tiene todo el aspecto de una ejecución extrajudicial” y “le corresponde al reino de Arabia Saudita demostrar que no fue así”, afirmó el jueves Agnès Callamard, relatora especial de la ONU sobre las ejecuciones extrajudiciales, sumarias y arbitrarias.


Notas Relacionadas