Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Zulma era abogada y parte de la avanzada de Evo

Era miembro del equipo de avanzada del presidente. Vivía en La Paz casi cuatro años. Sus familiares piden sentencia contra el capitán que es sospechoso de su muerte

hace 22 dia(s)

,

Zulmah era abogada, trabajaba desde hace casi cuatro años en el Ministerio de la Presidencia como parte de la unidad de Gestión Presidencial. Formaba parte del equipo de ‘avanzada’ y realizaba labores administrativas que contemplaban la coordinación con organizadores y militares en los actos a los que acudía el presidente Evo Morales. En tal sentido, el viernes estuvo en Chapare, se alojó en el hostal El Mirador, de Villa Tunari, como parte de la delegación oficial para la inauguración de una unidad educativa por parte del vicepresidente Álvaro García, explicaron dos personas allegadas a ella, que pidieron el resguardo de su identidad.

Como al día siguiente estaba de descanso, esa noche salió a una discoteca junto con sus amigas, dos militares y un chofer. El domingo la encontraron sin vida en un río y uno de los militares está detenido por el caso que se indaga como presunto feminicidio.

La despedida, en su tierra natal

Ayer, a las 11:00, en el cementerio El Remanso, de Tarija, sus familiares y amigos la despidieron para siempre. A Zulmah se la puede ver en algunas fotos de su cuenta de Facebook en su graduación como abogada en la universidad estatal Juan Misael Saracho, en viajes, en funciones laborales, con familiares y amigos, y también como reina del Carnaval Integración.

Celina Fernández, amiga y compañera durante cinco años en su etapa universitaria, la describió como una mujer alegre, que era como su hermana y a la que le encantaba bailar. “Estudiamos juntas y viajamos a varios departamentos a bailar en las entradas universitarias”, contó.

Luego de egresar, Zulmah se fue a La Paz y comenzó a trabajar en el Ministerio de la Presidencia, por lo que sus encuentros se limitaron a las visitas ocasionales que la joven hacía a su natal Tarija.

Minutos después del sepelio, su padre, Germán Vargas, acongojado pidió que la investigación llegue hasta obtener una sanción contra el militar que está detenido por la muerte de su hija.

Cuestionó que, hasta donde él conoce sobre las investigaciones, el militar haya negado conocer su paradero, luego que haya dicho que el río la arrastró y que se le haya encontrado sus pertenencias. Agregó que, si fuera cierta la versión de que el río la arrastró, si el militar lo sabía, no pidió auxilio a la gente que estaba en el hostal.

Se indaga supuesta relación

El militar Víctor Cossío Cuéllar fue cautelado y enviado a prisión el domingo, en una audiencia en que se obstaculizó la labor de los medios de prensa. Se conoce que fue detenido preventivamente en la cárcel de Arani por homicidio culposo y omisión de socorro.

Avanzadas las investigaciones, el fiscal de Cochabamba, Óscar Vera, indicó que el caso se estaba investigando como presunto feminicidio, ya que la joven sufrió golpes en la cabeza antes de su muerte, que, según la autopsia, se debió a una asfixia por sumersión. El fiscal también señaló que se está indagando una posible relación sentimental entre la víctima y el militar.



Los allegados a Zulmah en La Paz señalaron que vivía sola y comentaron que era frecuente que ella, sus amigas y los militares con los que compartió su última ‘salida’ se juntaran para ir a bailar y a compartir bebidas luego de cumplidas sus labores.

Celia indicó que la última vez que vio a Zulmah con vida fue en julio, cuando la visitó en La Paz y dijo desconocer una supuesta relación de su amiga con el militar.

Mientras tanto, su padre señala: “Los motivos por los que (el militar) actuó así los desconocemos; solo sabemos que el capitán tiene su esposa e hijos”.

Dos personas que la conocieron de cerca en La Paz indicaron que no podían concebir lo sucedido y dejaron entrever una supuesta relación sentimental entre la fallecida y el detenido. “No puedo creerlo; la teníamos acá el jueves, reía y alistaba su viaje”, afirmó una de ellas.

Otra de sus compañeras habló de que pocos conocían de la supuesta relación, ya que este es casado y tiene dos hijos.

Lo cierto es que la madrugada del sábado, luego de que Víctor y Zulmah se quedaran en el hall del hostal El Mirador, mientras el resto del grupo se fue a dormir, testigos relataron que los vieron ir al río San Mateo, de donde solo Víctor regresó.

A Zulmah la hallaron el domingo con golpes en la cabeza, que según la autopsia sufrió antes de morir ahogada. Eso y las contradicciones del militar son los principales indicios de que se trató de un nuevo feminicidio, que se suma a los más de 500 ocurridos en el país desde la creación de la Ley 348, en 2013.

El capitán será sumariado y dado de baja si es hallado culpable
El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, anunció que se abrió un sumario de investigación en el Ejército contra el capitán Víctor Cossío Cuéllar, sospechoso de cometer un feminicidio contra su colega Zulmah Vargas Cortez el fin de semana, durante un viaje por cuestiones laborales a Villa Tunari.

El ministro indicó que en caso de que la justicia ordinaria lo halle culpable, el capitán será dado de baja de inmediato del Ejército.

“El sumario ya se abrió y, como se dijo en el Ministerio de la Presidencia, no se encubrirá este tipo de actos. Pedimos una amplia investigación para que este caso sea resuelto lo antes posible”, aseveró la autoridad.

Consultado el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, solo indicó que se remitía al comunicado difundido el lunes.


Notas Relacionadas