Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Producción de GLP alcanzaría la mitad de la capacidad instalada en 2 plantas

hace 23 dia(s)

,

Entre enero y octubre de 2018, la producción de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en Bolivia alcanzó un promedio de 1.504 toneladas métricas por día (TMD), un poco más de la mitad de la capacidad instalada que alcanza a 2.608 TMD con las plantas de Gran Chaco y Río Grande.

Especialistas atribuyen esta baja producción de GLP a la falta de gas natural y a los cortos acuerdos de exportación.

Según datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), la producción de GLP en la planta separadora de líquidos Carlos Villegas (Yacuiba), que fue pensada para producir excedentes exportables de GLP, tiene un promedio de 26 por ciento entre enero y el 14 de octubre de 2018.

En septiembre registró su pico más alto de producción con un promedio de 724 TMD, equivalente al 32 por ciento de su capacidad máxima que es de 2.247 TMD, mientras que en marzo registró su promedio de producción más bajo, pues solamente llegó a 468 TMD, equivalente al 21 por ciento en relación a su máxima capacidad.

Sin embargo, la producción de GLP en la planta separadora de Líquidos Ríos Grande (Santa Cruz), que fue pensada para satisfacer el mercado interno, tiene un promedio del 83 por ciento en relación a su capacidad máxima, que es de 361 TMD. Los reportes de YPFB dan cuenta que esta planta alcanzó un promedio de producción de 333 TMD, equivalente al 82 por ciento de su capacidad, durante los primeros 14 días de octubre; mientras que en enero solamente llegó al 22 por ciento al producir 149 TMD.

El presidente del Consejo Nacional de Departamentos Productores de Hidrocarburos (Codephi), Herland Soliz, considera que la planta Carlos Villegas no supera el 30 por ciento de su tasa de operación, porque YPFB no ha tenido la capacidad de firmar contratos de exportación de largo plazo.



“Si fueran contratos serios, esta producción sería absolutamente lineal y normal, sino que (YPFB) vende de acuerdo a lo que necesita cada país, entonces son contratos muy cortos, son contratos quizás hasta mensuales o diarios, en algunos casos”, sostuvo Soliz.

El analista y exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos, considera que la baja producción de la planta Carlos Villegas, principalmente, se debe a  que los mercados de gas natural como Brasil y Argentina se están “achicando”, por lo que dicha planta separadora de líquidos no puede extraer importantes cantidades de GLP. “La planta de GLP lo que tiene es una falta de materia prima para poder sacar el GLP y mandar el gas seco al mercado de destino”, explicó.

Ríos mencionó que Argentina con Vaca Muerta levantó su producción de gas y consiguientemente demanda menos a Bolivia, mientras que Brasil, con la producción de petróleo y gas en aguas profundas (presal) también pide menos volúmenes de gas natural a Bolivia.

Por su parte, el analista en hidrocarburos, Bernardo Prado, sostiene que no se está enviando los volúmenes de gas natural suficientes para que las plantas separadoras de líquidos operen a su máxima capacidad. Prado coincide con Ríos en que la producción de gas natural en Bolivia no satisface la demanda de los mercados externos, aunque resalta que el país tampoco tiene un mercado que demande importantes volúmenes de GLP.

Prado agregó que los actuales volúmenes de GLP que demandan Paraguay y Perú, además del consumo interno, no son suficientes para llevar a la planta Carlos Villegas a su máxima producción, sin embargo, indicó que, aunque hubiera mercados, Bolivia no tiene la capacidad de producción para satisfacer mayores pedidos.///

 


Notas Relacionadas