Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Nadia Murad: el estremecedor relato de la ganadora del Premio Nobel de la Paz

La iraquí, Nadia Murad, contó cómo funcionaba el mercado de esclavas sexuales de ISIS y su experiencia ha conmocionado al mundo.

hace 14 dia(s)

,

El nombre de Nadia Murad ha tomado fuerza tras ganar el Premio Nobel de la Paz junto a Denis Mukwege. Tras su distinción la iraquí continúa haciendo noticia pero esta vez por compartir su aterradora experiencia al interior del mercado de esclavas de ISIS.

La yazidí escribió una autobiografía que cuenta como era abusada por decenas de hombres y como estos la tocaban a su antojo. En el texto, Murad incluye la tortura de otras mujeres, con quienes compartió la mala suerte ser parte de la esclavitud sexual del Estado Islámico.

“El mercado de esclavas abría por la noche. Podíamos escuchar la conmoción que había abajo, donde los militantes se registraban y se organizaban. Cuando el primer hombre entró en la habitación, todas las chicas comenzaron a gritar. Fue como la escena de una explosión. Gemíamos como si estuviéramos fuertemente heridas, retorciéndonos y vomitando en el suelo. Pero nada de eso detuvo a los militantes“, cuenta Murad.



Nadia tenía 21 años cuando fue secuestrada pero lo recuerda todo con claridad. Murad dijo que solían suplicar a sus secuestradores pero que los militantes no se inmutaban ante sus gritos y se limitaban a preguntarle por su edad, su virginidad o a tocarlas. Para Murad, la mejor arma de guerra que tiene es su historia.

“Si era inevitable que un militante me tomara, no se la iba a hacer fácil. Aullaba y gritaba, sacando las manos que se me acercaban para tocarme. Otras chicas hacían lo mismo, doblando sus cuerpos en el suelo como si fueran bolas, o arrojándose sobre sus hermanas y amigas para protegerlas”, dijo Murad.

“Mientras estaba ahí tirada, otro militante se detuvo en frente nuestro. Era alguien de alto rango, llamado Salwan, que había venido con otra chica, una yazidí de Hardan, a la que planeaba dejar en la casa mientras compraba una reemplazante. ‘Párate’, me dijo. Como no lo hice, me pateó. ‘¡Tú, la chica de la chaqueta rosa! ¡Dije que te pares!’. Sus ojos estaban hundidos en la carne de su rostro ancho, que parecía estar enteramente cubierto de pelo. No parecía un hombre, parecía un monstruo”, dice parte del texto de la ganadora del Premio Nobel de la Paz.

Vale recordar que esta no es la primera distinción que gana Murad ya que en el 2016, el Parlamento Europeo le dio el Premio Sájarov (establecido en 1988) y más tarde se volvió embajadora de la ONU para la Dignidad de los Sobrevivientes de Trata de Personas.


Notas Relacionadas