Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Mosquitos "monstruosos" invaden Carolina del Norte tras el huracán Florence

Se trata de algunos de los mosquitos más grandes del mundo, que pueden crecer hasta tres veces más que las especies normales.

hace 2 mese(s)

,

Residentes del estado de Carolina del Norte (EE.UU.) recientemente han descubierto que las tormentas tropicales pueden traer aparejados, entre otros problemas, insectos gigantes. Tras el huracán Florence, más de dos decenas de condados han sido invadidos por mosquitos gigantes que han sido descritos por USA Today como "plagas agresivas y monstruosas".

Se trata de algunos de los mosquitos más grandes del mundo, llamados Psorophora ciliata, que pueden crecer tres veces más que las especies normales.

Michael Reiskin, entomólogo de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, explicó al medio que las aguas de la inundación provocada por el huracán Florence probablemente hicieron que huevos durmientes eclosionaran, liberando a miles de millones de mosquitos.

Expertos de la salud pública han calificado a estos insectos como una molestia más que una amenaza, pero alientan a las personas a usar mangas largas y repelentes de mosquitos, ya que una pequeña fracción de los insectos podrían transmitir algunas enfermedades graves. Además de ser una de las especies más grandes de América del Norte, también provocan picaduras dolorosas.



Los habitantes de Carolina del Norte, comprensiblemente perturbados, han recurrido a las redes sociales para mostrar el inusual tamaño de los insectos voladores y expresar su preocupación. Cassie Vadovsky, residente de Carolina del Norte, publicó un video en Facebook que muestra un enjambre de insectos afuera de su vehículo.

Pero el estado ya ha empezado a luchar contra los invasores. El gobernador Roy Cooper destinó la semana pasada 4 millones de dólares para combatir el brote. Este lunes, camiones antimosquitos ya estaban circulando por las calles de la ciudad de Cumberland, rociando insecticida, informó The Fayetteville Observer.

Los expertos esperan que la plaga actual de mosquitos se extinga en las próximas semanas a medida que el clima se vuelve más frío.