Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Eduardo Rodríguez Veltzé: “En ningún momento solicitamos que se embargara la entrega de los documentos a Chile”

hace 2 mese(s)

,

“Las acusaciones tan tristes, tan poco informadas del canciller Roberto Ampuero tienen patas cortas y simplemente está dañando el espíritu de aproximación y de entendimiento que deben caracterizar a dos países que están llevando un par de procesos ante el Tribunal Internacional de Justicia y que exige de ellos una conducta de respeto hacia la corte”. De esa forma reaccionó hoy el agente de Bolivia ante La Haya, el ex presidente Eduardo Rodríguez Veltzé, a la decisión tomada por la cancillería chilena de suspender un encuentro bilateral de la comisión de fronteras e integración programada para esta semana.

El martes 4 de septiembre, el canciller Ampuero anunció que Chile había cancelado la reunión técnica que se realizaría entre hoy y mañana en Bolivia, entre representantes de la comisión de Fronteras y a la que estaba previsto que asistiera la abogada Ximena Fuentes, quien es, además, la agente de Chile ante la Corte de La Haya en el caso del río Silala. El encuentro estaba programado con varios meses de antelación, luego que Chile solicitara al gobierno boliviano retomar el diálogo en materias específicas como son integración fronteriza, lucha contra las drogas y el contrabando. Es más, fue la agente de Chile en La Haya, quien había propuesto la fecha para la realización de la cita de la comisión de fronteras, pues era la única ventana disponible que tenía. El sábado próximo, Ximena Fuentes tiene previsto viajar a Inglaterra a una reunión con los abogados internacionales y los expertos científicos que forman parte del equipo de la demanda chilena contra Bolivia por el río Silala.

Chile decidió suspender esta reunión porque no está dado el clima y el ambiente para tener una reunión productiva, la decisión de la parte boliviana de anunciar su contramemoria, en contra del caso de Chile y orientar a la Corte de que esta información no sea entregada hasta el día lunes a nuestro país, y sin embargo el gobierno de Bolivia aparece dando a conocer detalles de la contramemoria, afecta las confianzas entre las dos partes como para tener una reunión que busca implementar cosas concretas en los pasos fronterizos”, explicó el canciller chileno.

Ampuero justificó la drástica medida, acusando a Bolivia de haber actuado de mala fe, al solicitar a la Corte de La Haya que no entregara de inmediato a Chile una copa de la contramemoria y contrademanda que presentaron el viernes pasado ante la secretaría de la CIJ.

Al respecto, ayer el agente de Bolivia ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, dio detalles de la forma en que habían procedido al momento de la  entregar sus documentos y aseguró que informó previamente a la embajadora chilena María Teresa Infante de que procederían ese mismo día al depósito de los documentos bolivianos en la secretaría de la corte.

“Todo esto transcurrió de la manera más regular posible, porque la corte había fijado una fecha máxima de entrega, Bolivia tenía hasta el 3 de septiembre para entregar su contramemoria. Como se trata de una etapa procesal común, lo hicimos días antes”, aseguró.

El agente boliviano explicó que la semana pasada llamó al tribunal “para saber cuándo podía depositar la contramemoria y las copias del documento, que son bastante voluminosos. Desde la Secretaría de la Corte nos señalaron el día viernes a las 13.15 horas”, añadió.



“Bolivia preparó las documentos y sus copias y partió a la corte, no sin antes, el suscrito, informara a la embajadora de Chile y coagente ante La Haya, María Teresa Infante, de que así estábamos procediendo. Eso lo hicimos por la cortesía que caracteriza la actuación de los agentes y la actividad diplomática que mantenemos aquí en La Haya”, recalcó el agente de Bolivia, negando que Chile se enterara por una fotografía que subió Rodríguez Veltzé a su cuenta de twitter y que se tomó en el hall del tribunal una vez entregada  la contramemoria y la contrademanda en el caso del  Silala.

Fuentes diplomáticas chilenas confirmaron a La Tercera, que Rodríguez Vetlzé se comunicó telefónicamente con la embajadora de Chile en La Haya el viernes pasado el mediodía para advertirle que la corte les había abierto un breve espacio para entregar los documentos. También confirman que la corte se encontraba en deliberación y que el lunes 3 de septiembre tenían fijadas varias audiencias importantes, entre ellas, algunas destinadas a debatir la demanda entablada por Irán contra Estados Unidos, por lo que tenían una sobrecarga importante de trabajo, lo que habría obligado a adelantar la fecha de recepción de los textos escritos de la defensa boliviana.

“Nosotros tuvimos escasos minutos para hacer la entrega de los documentos en la Secretaría de la Corte”, aseguró el agente boliviano. “Bolivia no hizo ningún embargo, ni limitó absolutamente nada respecto de la entrega a Chile de estos documentos”, enfatizó.

Rodríguez insistió en que “en ningún momento solicitamos se embargara la entrega a Chile. Nosotros no pusimos ningún reparo para que Chile conozca los documentos bolivianos. Es la corte la que define sus tiempos.  Es la Corte la única que tiene la facultad, la prerrogativa, de decidir la oportunidad en que se dan a conocer estos documentos y cómo lo hace. Esto no es un tema que está  en capacidad de Bolivia. La corte tiene sus tiempos, si está sesionando, si está deliberando, pues respétenla.  Aclarado eso, esto es un hecho absolutamente simple y revela la buena fe con la que obró al menos el agente de Bolivia, al informar oportunamente a su contraparte de que íbamos a proceder a esta entrega. Ha sido lamentablemente, insisto, lamentablemente, desfigurado por el canciller Ampuero, quien, además, aprovecha este desencuentro que ha tenido en relación a la información de Chile sobre este asunto para, primero, romper un proceso de aproximación del comité de fronteras que debía realizarse esta semana y también para lanzar acusaciones que mezclan temas que no corresponden.  Como, por ejemplo, señalar que (la contrademanda) se trata de un guiño electoral y otros asuntos de la política interna boliviana y que no le corresponde a Chile y mucho menos a su canciller inmiscuirse”, dijo Rodríguez Veltzé a La Tercera.

El agente boliviano lamentó la reacción de Chile y pidió que se informara adecuadamente lo que había ocurrido. También instó a Chile a retomar el trabajo bilateral en temas de fronteras, “esto que estábamos trabajando con tanto empeño,  que es procurar espacios para atender  y resolver muchos temas que se hacen necesarios para nuestra vecindad”, añadió.

Rodríguez Veltzé recordó que cuando Chile presentó los seis tomos de la memoria de la demanda por el Silala, el lunes 3 de julio de 2017, lo hizo cerca de las 17 horas. “Bolivia no hizo nada más que esperar que las copias de los documentos nos llegaran al día siguiente o subsiguiente”, señaló, insistiendo en que había que respetar los tiempos de la corte.

Pese a que la corte había entendido que los documentos se oficializaban recién el lunes 3 de septiembre, fecha en que expiraba el plazo para responder a la demanda, tras algunas gestiones de la embajada de Chile ante La Haya, el viernes 31 de agosto en la tarde lograron conseguir una copia de la contramemoria y de la contrademanda boliviana.///


Notas Relacionadas