Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Entrevista

Juan Jordán: “No voy a renunciar a Blooming y voy a luchar hasta cuando termine mi gestión

hace 27 dia(s)

,

Tras los hechos de ayer en la sede, Juan Jordán vive momentos difíciles como presidente de Blooming. Cuenta que cuando asumió, hace 14 meses, su propósito fue darle una salida a las deudas que le dejaron sus antecesores, pero sin perder nada del patrimonio.

Admite que la dura crisis económica de la entidad celeste lo pone en permanente jaque, aunque aclara que mientras haya proyectos concretos para salir a flote la lucha va a continuar. “No voy a renunciar y voy a luchar hasta cuando termine mi gestión (2021)”, dice y denunció que está decepcionado con cierto grupo de exdirectivos que prestaron dinero en su momento y que ahora “están haciendo cola” para cobrarle al club porque consideran que es un hecho la venta de la sede.

¿Qué análisis hace de lo que pasó en la sede?

Me siento raro y con el corazón partido. Tengo una ansiedad y una decepción al mismo tiempo por lo que llegó a pasar. De todas maneras hay salidas legales a este conflicto para evitar que la acreedora se quede con ese pedazo de terreno nuestro, aunque lo triste es que ya el show se hizo y eso me tiene decepcionado porque el hincha cree que ya perdimos esa parte de la sede.

¿Se puede revertir?

Claro, porque no se cumplieron los procedimientos. Mañana, pasado o dentro de un mes puede revertirse y ella tendrá que salirse de nuestro terreno.

Ella dice que ya tiene comprador y que cobrará así sus 750.000 dólares

No lo puede hacer porque no tiene el derecho propietario. Lo tiene la señora Ruth Lozada y su esposo. La transferencia a nombre del club debió hacerse en la gestión de ‘Pimpo’ Bendek, pero no sabemos por qué no lo hicieron.

¿Jamás le consultaron a ‘Pimpo’ Bendek y a tus antecesores por qué no se puso la sede a nombre del club?

Se charló y la dirigencia de esa época dice que no se lo hizo para salvar que deudas con una cooperativa y otras instituciones sean motivos de embargo. También para que impuestos internos no intervenga. Por eso, cuando asumí y empecé a poner orden, comprobamos que el club tiene varias hipotecas.

Entonces ¿Cuánto debe el club por todo?

Es aproximadamente 3,8 millones de dólares, que es lo que vamos a demostrar en una próxima asamblea de socios. La sede tiene varias hipotecas y deudas a exdirectores, expresidentes, a terceros y a impuestos. Realmente nos costó depurar nuestros pasivos, ya que se debía hasta a jugadores de hace ocho años que ya estaban pagados, pero que nunca se dio de baja en los estados financieros. Nuestro objetivo es pagar todo y por eso es que justamente a la se- ñora Marisol Negrete no podemos pagarle más de los 300.000 dólares que está registrado en nuestra contabilidad, porque darle otro monto sería irregular.

Se sabe que hay propuestas que apuntan a vender parte o toda la sede para solucionar la crisis económica, ¿es la única salida o hay otras?

Hay buenos proyectos para vender parte y también toda la sede. Lo celebro. Seguramente en la próxima asamblea se discutirá. De todas formas, nosotros tenemos otra propuesta, que yo llamo “encapsular la deuda” para contar con recursos que serán destinados a pagar deudas e invertir.

¿Será presentada en la asamblea del jueves?

La voy a presentar y la voy a subir a las redes sociales. Se denomina Unidad y Sentimiento. Se trata de contar con recursos económicos, pero sin vender nada. Es una salida inmediata a las deudas tóxicas que tenemos en el club, incluida la de Marisol Negrete de 300.000 dólares.

¿Qué quiere decir deuda tóxica?

Lo urgente, y es de aproximadamente un millón de dólares. Acá se incluye una deuda al señor Abuawad, que data de un préstamo anterior a la señora Negrete. Con él hemos conversado y el monto es menor. Estamos negociando para cancelar lo que corresponde.

Hablando de la señora Negrete, ella dice que ustedes jamás mostraron interés por conciliar. ¿Es cierto?

Me he reunido cinco veces con ella. La última vez fue el viernes con el comandante de la Policía. Ella exige el pago de intereses, cosa que no puedo hacer porque no hay un documento que respalde.



¿Y cómo se gastó esa plata?

No lo tengo claro y por eso le dije a la señora Negrete que incluso estoy confiando en su palabra porque hay un documento que se debe 300.000 dólares y los que recibieron el dinero argumentan que solo entró 200.000 dólares y por vagonetas. No está el respaldado del ingreso de 300.000 dólares, sino de 200.000 por vagonetas. No hay relación entre el contrato con lo que realmente ingresó al club.

¿Se discutirá en detalle este asunto en la próxima asamblea de socios?

Por supuesto. Será una reunión ordinaria en la que se dará un informe completo, del que se espera su aprobación. Después habrá una reunión extraordinaria en la que se discutirán los proyectos que buscarán una salida a la crisis del club.

Si la asamblea determina que se venda la sede para salir de la crisis, ¿se procederá?

Se respetará la decisión. De todas formas, quiero decir que en Blooming hay exdirigentes y personas a las que se les debe dinero, que en su mayoría apoyan la venta de la sede. No son todos, pero la mayoría piensa así. Yo me pregunto ¿por qué no vendieron ellos en su gestión y ahora quieren que lo haga, Juan Jordán? Esta gente está haciendo filas para cobrar.

Muy grave esta denuncia.

Voy a contar un caso. El otro día apareció en mi oficina una señora cuyo esposo, ya fallecido, prestó un dinero a Blooming. Le pregunté por qué después de tanto tiempo se acordó de cobrar. Me respondió que un señor le informó que en el club habrá mucha plata por la venta de la sede y que presente una demanda judicial si no le pagábamos.

Si es así, usted pasará a la historia de Blooming que fue el presidente que vendió la sede.

Es cierto, y duele. Siento que me están utilizando para eso. No quieren que me vaya porque es complicado agarrar en estos momentos un fierro caliente. A todas esas personas que quieren hacerme eso les digo que no voy a renunciar, que voy a cumplir con mi gestión, que termina el 2021.

Pero ¿si la asamblea dice que se venda?

Eso tiene que darse si hay solución real. Esto implica que se hable de un proyecto en el que haya una persona que dé solución concreta, de lo contrario no es una salida.

Si no pasa eso, ¿usted tiene una solución?

Tengo una opción real. No la hice conocer por los conflictos y, además, porque esto lo deben conocer primero los socios. Afortunadamente hay gente que quiere apoyar y otras que de forma anónima se acercaron para ayudar. Tengo una solución real y a corto plazo.

¿Podrá dormir luego del episodio violento de este lunes?

Difícil. Me siento mal. Se vivió un infierno.

¿ Por la reacción de la policía ?

Sí, me llamó la atención la reacción de la policía. Había hablado con el comandante (Alfonso Siles) sobre el tema y me debían cumplir con un proceso que debe ejecutarse, pero jamás creí que terminara así. Trataron mal a nuestros jóvenes y lo correcto es que debió estar presente en esta toma el defensor de la niñez y adolescencia. Entraron con balas de gomas, gases y patearon a nuestros jóvenes. Lo que se van a enterar ahora es que en Blooming hay cámaras y está grabado. Lo triste es que no respetaron ni a los niños. Fue una reacción con más de 300 efectivos. Parecía una guerra. Eso me tiene mal. Me duele como bluminista y presidente del club.

¿Es lo más feo que ha experimentado?

Los memes y las redes sociales lo aguantan todo. Me dan duro con sus críticas, pero quiero aclarar que me metí en esto porque quiero a Blooming. En mi profesión he tenido éxitos y lo propio ocurre con mi empresa, en la que doy soluciones como servicio.///


Notas Relacionadas