El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Normando Álvarez: "La presencia militar argentina en la frontera es para combatir droga y trata"

hace 1 año(s)

,

Luego que el presidente Evo Morales afirmó que Argentina militariza la frontera para amedrentar y asustar a Bolivia, el embajador argentino, Normando Álvarez, aclaró que sólo se trata de 50 efectivos que están desplegados para colaborar con tareas de combate al narcotráfico, la trata de personas y realizar asistencia social a comunidades.

La polémica surgió la semana pasada cuando en el norte argentino se denunció que había presencia militar en La Quiaca, frontera con Villazón, y que además estaban uniformados de Estados Unidos.

Morales el jueves en Chuquisaca manifestó que no está de acuerdo con el despliegue militar argentino en frontera, al que calificó como un intento de amedrentamiento. Dijo que las bases norteamericanas son sinónimo de guerra.

El embajador Álvarez aseguró que no existe militares extranjeros operando en su país. Aclaró que tampoco hay ni habrá una base en la Quiaca, sino solamente es un despliegue de 50 uniformados.

Explicó que los militares argentinos fueron destinados a esa zona, en el marco del operativo “Integración Norte”, mediante el cual las fuerzas armadas colaboran a las tareas de lucha contra el narcotráfico y la trata.                        

“Los que hacen las Fuerzas Armadas es un trajo muy importante de colaboración con técnicas, drones, radares”, precisó.

El agredo militar argentino, coronel Paulo Pardo, acotó que por norma los militares argentinos no pueden participar directamente de la lucha contra el crimen, sino solamente prestan apoyo logístico, transporte y comunicaciones a las fuerzas de seguridad que sí están llamadas a combatir los delitos transnacionales.

Los representantes diplomáticos señalaron que los militares argentinos desligados en ese plan también hacen tareas sociales, como construcción de escuelas  atención médica a comunidades con establecimientos móviles.

 

El embajador Álvarez sostuvo que Argentina es un país pacifista que no avanzaría sobre la soberanía de Bolivia y negó que su actual gobierno tenga una actitud de avasallar. Aseveró que el plan actual es similar al “Escudo Norte”, que se aplicó durante la presidencia de Cristina Fernández.



Luego que el presidente Evo Morales afirmó que Argentina militariza la frontera para amedrentar y asustar a Bolivia, el embajador argentino, Normando Álvarez, aclaró que sólo se trata de 50 efectivos que están desplegados para colaborar con tareas de combate al narcotráfico, la trata de personas y realizar asistencia social a comunidades.

 

La polémica surgió la semana pasada cuando en el norte argentino se denunció que había presencia militar en La Quiaca, frontera con Villazón, y que además estaban uniformados de Estados Unidos.

Morales el jueves en Chuquisaca manifestó que no está de acuerdo con el despliegue militar argentino en frontera, al que calificó como un intento de amedrentamiento. Dijo que las bases norteamericanas son sinónimo de guerra.

El embajador Álvarez aseguró que no existe militares extranjeros operando en su país. Aclaró que tampoco hay ni habrá una base en la Quiaca, sino solamente es un despliegue de 50 uniformados.

Explicó que los militares argentinos fueron destinados a esa zona, en el marco del operativo “Integración Norte”, mediante el cual las fuerzas armadas colaboran a las tareas de lucha contra el narcotráfico y la trata.                        

“Los que hacen las Fuerzas Armadas es un trajo muy importante de colaboración con técnicas, drones, radares”, precisó.

El agredo militar argentino, coronel Paulo Pardo, acotó que por norma los militares argentinos no pueden participar directamente de la lucha contra el crimen, sino solamente prestan apoyo logístico, transporte y comunicaciones a las fuerzas de seguridad que sí están llamadas a combatir los delitos transnacionales.

Los representantes diplomáticos señalaron que los militares argentinos desligados en ese plan también hacen tareas sociales, como construcción de escuelas  atención médica a comunidades con establecimientos móviles.

El embajador Álvarez sostuvo que Argentina es un país pacifista que no avanzaría sobre la soberanía de Bolivia y negó que su actual gobierno tenga una actitud de avasallar. Aseveró que el plan actual es similar al “Escudo Norte”, que se aplicó durante la presidencia de Cristina Fernández.///


Notas Relacionadas