El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Ministerio de Culturas pagó 1 millón de bolivianos en el estudio de preinversión del Teatro en el Tunari

hace 1 año(s)

,

Casi un millón de bolivianos se fueron, literalmente al suelo. El estudio de preinversión del proyecto para la construcción del teatro al aire libre Concordia Cochabamba , en terrenos de los Kjarkas y en el Parque Nacional Tunari, tuvo un costo elevado y nació muerto porque se pretendía edificar sobre la mayor recarga acuífera para Cochabamba, en una zona de elevada sensibilidad ambiental y en terrenos que están en la franja de seguridad a ambos lados del río Chutakawa. Pero además, tiene una ley y un Plan de Manejo del Parque Nacional Tunari que protegen la zona.

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y la Dirección del Parque Nacional Tunari (PNT), en 2017, con buen criterio rechazaron el proyecto presentado por la consultora Kadesh SRL por considerarla que “no tenía nada de ecoamigable”.

Kadesh SRL realizó los estudios de preinversión para la construcción del Teatro y no pudo vencer las exigencias de respetar a la naturaleza y resguardar el área protegida según la Ley 1262 y reglamentada por un Plan de Manejo del Parque Tunari.

La Consultora recibió del Ministerio de Culturas y Turismo cerca de un millón de bolivianos para elaborar el estudio de preinversión del proyecto “Construcción del teatro al aire libre Concordia Cochabamba”. Fueron exactamente 998.000 bolivianos por un trabajo de dos meses, desde el 25 de octubre de 2016 hasta 24 de diciembre de 2016. Esa cartera de Estado tenía ese año un presupuesto anual de 193 millones de bolivianos para ejecutar proyectos culturales y turísticos en el país.

Ese casi millón de bolivianos utilizados en el rechazado proyecto representó, aproximadamente, el presupuesto de todo el año del Parque Nacional Tunari cuyos recursos son limitados. “El presupuesto no es mayor a 1.200.000 bolivianos para cuidar el parque que abarca a 11 municipios y cuenta con apenas ocho guardaparques que resguardan 300 mil hectáreas en medio de carencias para movilizarse” señaló el exdirector del PNT, Carlos Espinoza.

Es más, por falta de recursos ese mismo año la Gobernación de Cochabamba suspendió el patrullaje militar porque la presencia de soldados en el Parque, tras varios incendios, fue insostenible económicamente. La Gobernación dijo que carece de recursos para financiar el plan de protección.

Incluso el estudio del Plan de Manejo del Parque Nacional Tunari costó 780 mil boliviaos, una suma menor de que lo que se pagó a la consultora, pese a que fue ejecutado por 15 personas en más de un año. 

INVIABILIDAD En criterio de la ambientalista Natalia Vega “fue una inversión mal utilizada. Desde el principio se sabía que afectaba la reserva del Parque. Las zonas de recarga deben ser las más protegidas”. 

El Consejo Departamental de Medio Ambiente (Codema) solicitó en octubre de 2012 que se designe al Parque Tunari como “zona Sagrada por los beneficios que presta a todos”.

Vega aclaró que no está contra del Teatro, pero “las autoridades desde inicio debían buscar un terreno en una zona apropiada que no afecte las condiciones ambientales ni perjudique a todos. Primero está el bien común. Además de violar las leyes del PNT y otras leyes ambientales, compromete las zonas de infiltración y provoca contaminación. Todos debemos respaldar la decisión del Sernap de no permitir la construcción”.

En una zona de infiltración solo deber haber vegetación y nada que impermeabilice el suelo (nada cementado). “Es como esponja, por así decirlo, para que el agua limpia que cae de la cordillera penetre a los depósitos subterráneos. Cochabamba, que atraviesa por una escasez, debería atesorar cada gota”.

Consultado el exdirector del Parque Nacional Tunari, Carlos Espinoza, sobre ese momento del plan, explicó que cuando se licitó el proyecto del teatro Concordia, el Plan de Manejo ya estaba aprobado y “ya se venía venir un problema de fondo. La posibilidad de que este coliseo pueda ser aprobado era mínima y no tenía sentido seguir”. 

Espinoza dijo que ingresó al cargo en noviembre de 2016. “Busqué a la consultora Kadesh y expliqué que si querían que el proyecto sea aprobado debería ser súper ecológico, sin nada de cemento”. Aseguró que no han tomado en cuenta las recomendaciones. “Así que se trataba de un gasto (el estudio) sin perspectiva”.

AVAL DE EVO La idea de la construcción de un teatro al aire libre surgió poco después de que Ch’ila Jatun perdiera en una competencia en el Festival de Viña del Mar (Chile) de 2014. Luego fue eliminado el grupo Pasión Andina. En 2015 nació la propuesta de promover en Bolivia un festival internacional de la canción para difundir la cultura musical de los países de la región. 

Los artistas del país apoyaron y el presidente Evo Morales  anunció la construcción del escenario “Teatro al aire libre La Concordia”, en Chillimarca, jurisdicción Tiquipaya, en terrenos de los Kjarkas, de la familia Hermosa.

El proyecto debía emplazarse sobre cuatro hectáreas con un aforo de 16 mil, según establece el Documento Base de Contrataciones, DBC. La familia Hermosa ofreció la hacienda “Villa Elvira” que está en la cota 2.800 del PNT, 100 metros más allá de lo que la Ley permite. 

El 13 de septiembre de 2016, se firma un convenio de cooperación interinstitucional entre el Ministerio de Culturas y Turismo y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas. En la cláusula cuarta del documento, referida al objeto del convenio, señala que “el Sernap autoriza al Ministerio para que en el marco de sus competencias, realice los estudios de preinversión en los límites del Parque Nacional Tunari, que permitan determinar la factibidad de la ejecución del proyecto: Teatro al Aire Libre la Concordia`, en el marco de la normativa ambiental”.

Un mes después, en octubre, el Ministerio de Culturas contrató a Kadesh SRL. para que realice un estudio en 60 días. Al cabo de ese tiempo, las direcciones del Parque Nacional Tunari y del Sernap rechazaron el proyecto realizando ocho observaciones y concluyeron que la propuesta no resguardaba el área protegida mediante ley y amparada por un Plan de Manejo del Parques. Dieron un plazo para subsanar errores, pero al término de ese tiempo, la consultora devolvió el proyecto con ligeros cambios. 



Entonces las direcciones del Parque Nacional Tunari y del Sernap recomendaron “no ejecutar el Teatro o emplazarlo en otro sitio”.///


Notas Relacionadas