Banner YPFB

El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Ministro Romero: "Bolivia no permitirá ninguna injerencia de embajadas ni organismos externos"

hace 28 dia(s)

,

Bolivia no permitirá injerencia de embajadas ni organismos externos sea cual fuere su manera de pensar o su manera de dirigirse hacia el Estado boliviano, afirmó el jueves el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, en conferencia de prensa dictada en la ciudad de Santa Cruz.

"Promovemos la profundización de las relaciones de integración porque entendemos que la solidaridad, complementariedad y coordinación entre países, entre pueblos y Estados es fundamental", subrayó.

A su juicio, con Estados Unidos, Bolivia debería desarrollar una agenda muy profunda, no solamente relativa al intercambio comercial o tecnológico, sino también de lucha conjunta contra delitos transnacionales.

Consideró que cuando una delegación acciona políticamente, pareciera que tiene como único interés conspirar, desestabilizar o bajar una línea política a determinados sectores.

"Se ha polemizado acerca de esta reunión del señor Brennan y el expresidente Mesa y hemos señalado que un delegado diplomático tiene derecho a reunirse con cualquier persona; pero esa reunión tiene que canalizarla oficialmente, a través de la Cancillería de Bolivia. Ese es el conducto, el mecanismo", explicó, citado en un boletín institucional.

Dijo que una representación diplomática, de cualquier país del mundo en Bolivia y cualquier representación de Bolivia en cualquier lugar del mundo, respetan los conductos diplomáticos, en apego a lo que establece una convención internacional: la Convención de Viena.

"En el caso del señor Brennan, hemos expresado nuestra profunda preocupación acerca que se haya propiciado una reunión de opositores bolivianos en la misma sede de la Casa Blanca en Washington y él decía que se trataba de un coffee break y luego aparece con el señor Mesa, pero aparte ellos desarrollan un relacionamiento permanente con otros actores políticos y con algunos denominados analistas políticos", aseguró.

Para sustentar esa afirmación mostró una fotografía en la que el encargado de negocios de la Embajada de EEUU aparece junto a supuestos analistas políticos.

"Son supuestos analistas como el señor Iván Arias, el señor Julio Alvarado, Raúl Peñaranda, un político como el señor  Guillermo Paz, otro supuesto analista como Alberto Bonadona entre otros. Lo que nosotros venimos sosteniendo es que estas permanentes reuniones con actores políticos en Bolivia no tienen otra finalidad que establecer una relación directa entre la Embajada y algunos actores que se consideran adversarios al gobierno nacional y eso entorpece el buen relacionamiento que debería existir entre el Estado Plurinacional de Bolivia y los EEUU", sustentó.

"Lo que nosotros estamos advirtiendo es que seguramente cada uno tiene derecho a reunirse políticamente con quien se considera alineado o con el que se considera afín, seguramente tienen relaciones entre partidos de la derecha de Bolivia con los partidos de EEUU", complementó.

Puntualizó que cuando es una reunión con una representación diplomática, se está rompiendo un conducto diplomático suscrito y establecido de manera vinculante con la comunidad internacional para todos los Estados, y dijo que quien se presta a la ruptura y "el pisoteo de estas normas internacionales", está manifestando una actitud de sumisión "que nosotros no entendemos".

"Cualquier relación de una representación diplomática con un actor económico, político, social debe canalizarse a través de la Cancillería boliviana", reiteró.

El Ministro de Gobierno dijo que está claro que es gente "que abiertamente se expresa contra el Gobierno y ahora entendemos por qué, ahora entendemos quien los alinea políticamente y a quien responden probablemente el señor Brennan ellos no lo consideran como encargado de negocios de un país, sino probablemente lo consideran su referente, su líder político", complementó.

Al ser consultado sobre si en la reunión entre Brennan y el expresidente Carlos Mesa hubo o no espionaje, afirmó que ese no es el tema de fondo "el de fondo es el respeto a la Convención de Viena", remarcó.