Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Educación

Más de 400 universitarios perdieron la beca comedor de la UMSS, por reprobar varias materias

hace 4 dia(s)

,

Alrededor de 400 estudiantes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) perdieron hace un par de días la beca comedor debido a que reprobaron varias materias.

El jefe del Departamento de Bienestar Social de la UMSS, Alfredo Sarmiento, informó que los universitarios afectados incumplieron el convenio firmado al acceder al beneficio.

La beca de alimentación de San Simón es un beneficio que permite a los estudiantes contar con las comidas, almuerzo y cena, durante cinco meses por semestre o 10 por año, según corresponda a la modalidad de estudios. Se consideran los aspectos académicos y sociales.

Sarmiento informó que se retiró el beneficio a unas 400 personas porque “no cumplieron el rendimiento académico para el segundo semestre” de 2018. En la actualidad, la UMSS tiene 2 mil comensales.

La autoridad explicó que, de acuerdo con lo acordado con los beneficiarios de esta beca, cada estudiante debe aprobar el 66 por ciento de las materias que cursa. Si el universitario tiene cinco materias, al menos debe aprobar cuatro para mantenerse en el comedor. “Pero, algunos reprobaron dos y hasta tres materias. Ni siquiera se les pide buenas notas. Pueden incluso aprobar con 51 (sobre 100 puntos)”.

Aclaró que “a muchos no les gustó” la determinación, pero son aspectos que se expusieron en la convocatoria.



Por otro lado, desde fines de 2017, cuando salió la convocatoria para este año, la Jefatura de Bienestar Social determinó mayor control para la admisión.

Las principales irregularidades que identificó esa instancia fueron la falsificación de documentos para mostrar un nivel económico bajo, alquileres temporales de viviendas precarias y el traslado a pueblos “fingiendo” vivir ahí. El nuevo filtro de revisión fue la presentación de un certificado de la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) para conocer el nivel de ingresos económicos de familiares de los postulantes a partir de 2018.

Sin embargo, Sarmiento reconoció ayer que los fraudes continúan presentándose. Para evitar engaños, esta Jefatura firmó convenios con la carrera de Trabajo Social de la misma universidad, y los adscritos iniciarán un trabajo de inspecciones sorpresa a los becarios del comedor para evidenciar la veracidad de la vivienda que establecieron como domicilio.

“Es un trabajo interno para verificar las casas de los estudiantes. Vamos a hacer una validación”.

Esta actividad comenzará este mes.

El beneficio del comedor representa 19.56 bolivianos al día por universitario becario.

Solo el pasado año, San Simón invirtió más de 40 millones para los estudiantes comensales.///