Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

A Actualidad

El Chuflay con más de un siglo de historia es el trago emblema de Bolivia

hace 9 dia(s)

,

El chuflay nace a inicios del siglo XX, cuando técnicos ingleses encargados del tendido de las vías del ferrocarril boliviano sustituyeron la Ginebra por el Singani dando lugar al cóctel que se ha convertido en el más reconocido del país.

“El Singani y el chuflay son tan cotidianos en la vida de los bolivianos, que representan lo mismo que el pisco para los peruanos y chilenos, la cachaca para los brasileños y el tequila para los mexicanos. En Casa Real estamos orgullosos porque este destilado nos identifica, hablar del Singani y del chuflay es hablar de Bolivia”, destacó Luis Pablo Granier, gerente General de la Bodega Casa Real.



Aunque todavía no se conoce de manera precisa cuándo fue creado el chuflay, historiadores e investigadores consideran que su origen se remonta a la primera década del siglo XX con los trabajadores ferroviarios. La provisión de Ginebra no era fácil y tendía a escasear, en este sentido los consumidores de esta bebida comenzaron a reemplazarla por el aguardiente local un destilado de uva moscatel de Alejandría, el Singani.

Esta nueva combinación fue bautizada como “Short -Fly” en analogía al término anglosajón que hace alusión a ‘un riel temporal’, que usualmente es colocado de manera transitoria para evadir un área inundada, una avería o algún obstáculo. Esta analogía se debía a que el Singani era considerado como un reemplazo temporal ante la escasez de Ginebra. El nombre fue posteriormente ´bolivianizado´ como Chuflay, ganando rápidamente popularidad entre la población local y consolidándose ahora como el trago emblema de Bolivia y parte de nuestro patrimonio gastronómico.

“Una de las características del chuflay es su preparación simple”, maniefiesta JP Cáceres mixólogo y Brand Ambassador de Singani Casa Real. “Simplemente es necesario llenar un vaso largo con hielo, agregar dos dedos de Singani y una rodaja de limón verde. Para lograr la integración de todos los ingredientes, es necesario mover suavemente el vaso con las dos manos “darle cariñito” para liberar ese inconfundible aroma que caracteriza a esta bebida. Por último, se añade Ginger Ale hasta completar el vaso, indicó Cáceres.///


Notas Relacionadas