Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Camboya, Haití o Congo: Un documental denuncia los abusos sexuales de los cascos azules de la ONU

El filme revela la impunidad de los soldados y la falta de reacción por parte del organismo internacional.

hace 4 mese(s)

,

La periodista británica-iraní Ramita Navai realizó un documental sobre las denuncias de abusos sexuales cometidas por cascos azules de Naciones Unidas (ONU). Así, estos soldados, supuestamente en misiones de paz y ayuda humanitaria, habrían llevado a cabo una enorme cantidad de vejaciones a las poblaciones vulnerables que debían proteger.

Navai recogió en total 1700 denuncias de hechos sucedidos durante los últimos 15 años en países tan distantes como Camboya, Haití o la República Democrática del Congo. Para ello, realizó entrevistas con sobrevivientes de violación y abuso por parte de militares de ONU. Además, denunció la impunidad y la falta de reacción por parte de la institución internacional, ya que en todos estos años apenas 53 uniformados y un civil fueron condenados a prisión.

El filme fue emitido el miércoles en el medio británico Channel 4, en el que trabaja la periodista.

La inacción de la ONU

Según denunció la activista Paula Donovan (que trabajó durante varios años en la ONU), citada por el diario The Guardian, una investigación interna había recopilado decenas de denuncias de este estilo. Sin embargo, esas "revelaciones deslumbrantes" fueron tratadas "como un informe más de campo". Tuvo que filtrarse a los medios para que se conocieran estos abusos de autoridad y la enorme falla institucional que implican.



En el documental, una de las entrevistas es con Didier Bourguet, el único civil declarado culpable en 2008 de dos de las 20 violaciones de menores de las que fue acusado, incluida una niña de 12 años. Ya fuera de prisión, aseguró que había sido fácil encontrar niños dispuestos a tener sexo con él "si tienes dinero". "Estaban muriendo de hambre", explicó el condenado, que sostuvo sin ningún pudor que abusó de "unos 20 o 25" menores de edad.

La información fue confirmada por Alexis, una de las víctimas de los cascos azules en la República Centroafricana, que describió que los niños ofrecían sexo oral a los soldados a cambio de raciones de comida.

Otro de los flagelos es el de aquellas mujeres que quedaron embarazadas producto de las violaciones. En la película son varias las denuncias de soldados que abandonaron a sus hijos. "Lo llamé dos veces. Dijo que volvería por su hijo. El niño está caminando ahora y todavía no ha venido", relató Manda, una niña congoleña que fue violada a los 11 años.

¿Cómo funciona la ley?

Según explicó el diario The Sun, los miembros del personal de mantenimiento de la paz no son inmunes a la persecución penal y son responsables ante las leyes de su país de origen mientras se encuentran en misiones en el extranjero.

Sin embargo, no existe un sistema de justicia interno de la ONU que pueda presentar cargos contra ellos. Esto genera confusión y, a menudo, falta de acción cuando se los acusa de cometer crímenes en otros países.


Notas Relacionadas