Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

F Farandula

Charlie Sheen no quiere pagar la manutención de sus hijos porque le quedan “menos de 10 millones”

hace 18 dia(s)

,

El actor Charlie Sheen está pasando un momento delicado. En lo personal y lo profesional; de hecho —y para su desgracia—, ambos van de la mano. Quien en su día fue el actor mejor pagado de la televisión gracias a los casi dos millones de dólares que ganaba por capítulo de Dos hombres y medio ahora no puede ni pagar la pensión que corresponde a sus hijos.

Así lo afirman unos documentos judiciales que ha obtenido la revista People y en los que el actor, de 52 años, pide un cambio en la custodia de los cuatro menores. Sheen ha tenido cinco hijos de tres relaciones diferentes. La primera, Cassandra Jade, tiene ya 33 años y es hija de Paula Speert, la que fue su novia del instituto. En cambio, los pequeños, todos menores de edad, son más mediáticos. Samantha y Lola tienen 14 y 13 años y ambas son fruto del matrimonio del intérprete con la también actriz Denise Richards, con quien estuvo casado entre 2002 y 2006. Más tarde, Sheen se casó, de nuevo, con una actriz, Brooke Mueller, entre 2008 y 2011. La pareja tuvo gemelos, dos niños, Max y Bob, que ahora tienen nueve años.

 

Ahora Sheen no puede mantenerlos como le exige la ley. Según la revista, los documentos aseguran que ha sufrido “una reducción significativa” de sus ingresos y que está en “una crisis financiera extrema”. Según él, está en “una lista negra en la industria del entretenimiento” que “le impide encontrar un trabajo fijo”. Y ha caído en la penuria. Eso sí: si para muchos una “crisis financiera extrema” sería vivir con unos céntimos en el bolsillo, para él implica tener “menos de 10 millones a su nombre”, según la publicación.



A la izquierda, Charlie Sheen con Denise Richards (en enero de 2001); a la derecha, con Brooke Mueller (en septiembre de 2007).

A la izquierda, Charlie Sheen con Denise Richards (en enero de 2001); a la derecha, con Brooke Mueller (en septiembre de 2007). 

Aunque tenga menos de 8,6 millones de euros en su haber, también acumula deudas con hacienda por valor de otros cinco (4,3 millones de euros) que no ha podido pagar, tal y como se conoció en febrero. Al parecer, también debe dinero a quienes le han prestado servicios de mantenimiento en cuanto a la jardinería y la piscina, que quedan apuntados en estos documentos como “antiguos vencimientos”.

La vida de Sheen, siempre agitada y metida en los saraos más locos de Hollywood, empezó a complicarse muy especialmente en enero de 2011, cuando tuvo que entrar en rehabilitación. Si el año anterior cobraba 1,8 millones de dólares (1,55 millones de euros) por capítulo en la entonces muy exitosa Dos hombres y medio, en 2011 fue despedido de forma fulminante después de ocho temporadas por insultar a su creador, Chuck Lorre. La serie entró en una pausa, su personaje tuvo que morir y el protagonista pasó a encarnarlo el actor Ashton Kutcher. Fue en esa misma época cuando se enteró de que era portador del virus del VIH, algo que mantuvo en secreto hasta 2015, pese a estar sometido a chantajes que le costaron “millones”, según aseguró entonces en una entrevista.

Ya en 2016 Sheen tuvo problemas con las manutenciones de sus cuatro hijos y trató de supenderlas, por lo que Denise Richards decidió demandarle por más de un millón de dólares. Entonces decidió llevar una vida más discreta, vender algunas casas y comprar otras más pequeñas y alejadas del foco mediático. Aún así, le quedaba su mansión de Beverly Hills, que puso en venta en febrero por 9.999.999 dólares. Todavía no tiene comprador.