Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Cruce de Pitbull y Sharpei atacó ferozmente a un niño de 9 años en Potosí

hace 2 mese(s)

,

El Ministerio Público solicitará hoy la detención preventiva en la cárcel pública para los dueños del feroz pitbull que atacó a un niño de nueve años en el municipio de Uyuni.

Así lo anunció la fiscal Lisbeth Erquicia, quien dijo que la aplicación de medidas cautelares se cumplirá hoy, luego de que se imputó oficialmente a dos personas por lesiones graves y gravísimas producidas por un animal.

El menor ya fue sometido a una intervención quirúrgica y prevé concretizar el segundo por la gravedad de las lesiones en los miembros inferiores y superiores.

Actualmente, el niño está internado en la sala de pediatría del Hospital José Eduardo Pérez y recibe atención especializada. La salud del niño es delicada por las múltiples mordeduras que tiene en los pies y las manos.

“Vamos a pedir la detención preventiva conforme a nuestro procedimiento”, anunció ayer la fiscal a radio Cruz Andina, de la ciudad de Uyuni.

La representante del Ministerio Público informó que hasta anoche la mamá o el papá del niño no presentaron ninguna denuncia contra los dueños del can, pero la Fiscalía asumió de oficio por tratarse de un delito de orden público.

De acuerdo con el informe al que accedió el Potosí, los dueños del perro serían los familiares de la víctima y; por ello, no presentaron ninguna denuncia hasta anoche.

Consultada ¿quién corre con los gastos de curación del menor?, la fiscal respondió que tendrían que ser los propietarios del animal. Por su parte, el fiscal departamental, Fidel Castro, informó que el animal fue sacrificado con la finalidad de realizar estudios y permitan descartar o confirmar si estaba con mal de rabia.

Ese dato también fue corroborado por el comandante regional de la Policía de Uyuni, Erick Terán, quien dijo que el perro fue decapitado para que su cabeza sea enviada al Instituto Nacional de Laboratorios en Salud (Inlasa) en La Paz.

En la misma línea de la fiscal, Terán dijo que es necesario descartar o confirmar si el perro estaba infectado con mal de rabia para seguir el tratamiento a la víctima.

“Ojalá no nos encontremos con esa sorpresa (mal de rabia)”, declaró a radio Cruz Andina. El oficial de la Policía describió la situación crítica en la que encontraron al menor que fue atacado por el can considerado como peligroso.

“El can le ha mordido al niño en todas las extremidades inferiores y superiores, en el cuerpito también. El chiquito estaba –casi– con el bracito colgando”, complementó.

Terán dijo que el perro que atacó al niño es un cruce de perros de raza pitbull y sharpei que, según un veterinario de esa ciudad, tiene un instinto asesino.

“Mi persona, que ha ido a la casa, se ha encontrado con una bestia salvaje. El perro me veía y pretendía saltar sobre mí”, declaró. Y admitió que solo al ver al animal tuvo miedo y, en ese instante, se imaginó lo que le sucedió al niño de nueve años.

El papá ni la mamá del niño hicieron declaraciones a la prensa e incluso, según el reporte de radio Cruz Andina, impidieron entrar a la sala donde está internado el menor.

 



El ataque al niño

Sheron, de aproximadamente dos años y medio, es el perro que atacó al niño de nueve años en el interior del domicilio particular de la calle Cabrera esquina Colombia, zona Guadalupe.

De acuerdo con el informe policial, el ataque del perro se consumó el miércoles 4 de julio, al promediar las 18:00, cuando la mamá del niño lavaba ropa en esa casa particular.

En declaraciones a la Policía, Aidé Espejo, mamá del menor, dijo que el perro casi destroza las extremidades de su hijo cuando estaba sobre él. Luego el niño fue trasladado al hospital para que reciba la atención médica de urgencia. De acuerdo con la valoración del médico forense, el niño tiene heridas múltiples en la región de los miembros superiores e inferiores del cuerpo.

Entre tanto, los dueños del perro fueron aprehendidos por que son acusados por lesiones graves y gravísimas por ataque de animal. Sidney Cadario Calderón y Roberto Carlos Valdez Mamani enfrentan hoy un proceso penal el cual les sigue el Ministerio Público.

El perro agresor fue decapitado y dos cachorros de la misma raza de Sharon fueron secuestrados por efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Uyuni.

Se prevé que los dos cachorros, cruce pitbull y sharpei, serán ofrecidos en calidad de adopción, pero aún no fue confirmado ese hecho en virtud a que el Ministerio Público puede decidir ese aspecto.

Los vecinos de la zona Guadalupe reaccionaron molestos en virtud a que el perro era considerado como una amenaza permanente para el vecindario, ya que no usaba un bozal y peor una correa el dueño para sacarlo a la calle.

Cuando ocurrió la agresión del perro al niño, muchos ciudadanos salieron de sus casas para exigir a las autoridades municipales que no permitan la crianza de los perros considerados como peligrosos

Asesinos

El cruce entre pitbull y sharpei es considerado como perro asesino por las particularidades que tienen esas razas.

Este extremo habría sido advertido a los propietarios de Sheron por parte de un médico veterinario del municipio de Uyuni, informó el comandante de la Policía de la regional de Uyuni, Erick Terán.

Dijo que, de acuerdo con el informe que obtuvieron, este mismo perro dio fin con la vida de otro can. “Este perro, hace un par de semanas, había peleado con otro can en la calle y casi le había decapitado. Es decir, le ha mordido el cuello hasta matarlo y, cuando estaba muerto, seguía. Casi lo ha decapitado”, informó.

La advertencia del veterinario fue hecha cuando los dueños del perro llevaron al can para aplicarle la vacuna correspondiente. “Este perro es de cruce demasiado letal, es perro asesino, es totalmente agresivo”, afirmó el oficial de la Policía.

Terán lamentó que este tipo de perros motiva al lucro y; por ello, es que algunos empiezan a criar para luego cruzarlos y obtener camadas que permitan la venta de los perros.

En este caso, al parecer, la familia estaba criando este tipo de perros para comercializar, ya que la familia de al menos cinco integrantes vive en un solo cuarto.

“Hemos secuestrado dos cachorritos y estamos pensando darlos en adopción, no se pueden matarlos”, dijo. Luego, sin dar montos económicos, señaló que la adquisición de esta raza de perros tiene un costo alto en el mercado interno.///


Notas Relacionadas