Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Multideportivo

La historia de cómo Denis Cheryshev cumplió el sueño de su padre en el Rusia vs. Arabia Saudita

Nació en Rusia pero vivió la mayor parte de su vida en España, donde su padre, un futbolista ruso que nunca logró jugar en una Copa del Mundo, hizo parte de su carrera.

hace 5 mese(s)

,

Es Denis Cheryshev y fue la estrella del partido inaugural del Mundial. Habla mejor español que ruso, pero este jueves cumplió el sueño de su padre, Dmitri: debutar en una Copa del Mundo y marcar dos goles que pasarán a la historia del fútbol de su país. Su padre, exjugador del Sporting de Gijón de España, vaticinó en vísperas del torneo que su hijo sería "el mejor jugador de Rusia" en el Mundial.

"Si tiene minutos, será el mejor. Tiene muchas ganas de demostrar lo que vale con Rusia. Siempre pide el balón, no tiene miedo a regatear y cuando está cerca de la portería puede marcar tanto por su rapidez como por su calidad", comentó a la agencia Efe. Paradójicamente, el jugador del Villarreal comenzó el partido en el banquillo, pero tuvo que saltar al campo en el minuto 24 en sustitución del lesionado Dzagóev, un futbolista castigado por las lesiones.

Debut soñado

Tan pronto como ingresó al campo, comenzó a encarar sus rivales y demostró por qué pasó por la cantera y el primer equipo del Real Madrid, aunque le faltó el último pase. Pero, cuando recibió el balón a los 43 minutos, Denís, que nació en la ciudad de Nizhni Nóvgorod en 1990 pero vive en España desde hace 20 años, poco antes de la caída de la URSS, sabía perfectamente lo que tenía que hacer: recortó magistralmente a dos defensas saudíes y marcó con la zurda por toda la escuadra, un auténtico golazo que celebró como se merece.

Su tarde mágica no se quedó ahí. En las postrimerías del encuentro recibió el balón al borde del área grande y se sacó de la chistera un chupinazo que entró como una exhalación en la portería saudí. Cuando besó el césped del Luzhnikí, que acogió más de 78 mil espectadores, no pudo no acordarse de su padre, que debutó como él en un partido amistoso ante EE.UU. 20 años antes.


Denis Cheryshev marcó ante Arabia Saudita sus primeros tantos con la Selección de Rusia. Fue en su partido número 12 con el equipo.




En el nombre del padre

Dmitri, que triunfó en el Sporting de Gijón (1996-2001), jugó en la selección rusa en una decena de ocasiones entre 1994 y 1998, pero no llegó a entrar en la lista final de los Mundiales de EEUU y de Francia. Denís se estrenó en 2012 de la mano de Fabio Capello y poco después hizo lo mismo con la camiseta del Real Madrid en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Alcoyano.

Poco pensaba él que todo se torcería en esa misma competición debido a una alineación indebida en un partido de la Copa del Rey en 2015 que le costó la eliminación a su club, ya que cargaba una suspensión de la temporada anterior. Según sus críticos, Denís tenía que haber advertido al club blanco de que tenía una sanción pendiente cuando estuvo cedido en el Villarreal. Sólo recientemente el Tribunal Supremo cerró el caso al rechazar el recurso interpuesto por el Real Madrid.

De suplente a goleador

Ese incidente hipotecó su futuro en el Real Madrid y las lesiones le impidieron asentarse en la selección rusa, aunque Capello lo convocó en vísperas del Mundial de Sudáfrica. Denís, que ha tenido buenas actuaciones con el Villarreal desde entonces, vio la luz al final del túnel cuando fue convocado para los partidos amistosos de marzo pasado ante Francia y Brasil.

"Sólo guarda buenos recuerdos del Madrid. Pero es que el Mundial se disputaba en dos años y él no quería venir de turista a Rusia, por lo que se fue al Villarreal. Está claro que acertó con su decisión", explicó a Efe Dmitri. Fue así que Chéryshev pasó de ser el culpable de todos los males a ser el héroe de todo un país, Rusia. A sus 27 años ya no es una promesa, pero nadie le puede quitar un sueño que ya ha cumplido.///


Notas Relacionadas