Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz
">

, 31 Dec 1969

Al menos 32 contratos de la Alcaldía de Cochabamba por montos menores a los 50 mil bolivianos beneficiaron a una sola empresa por un total de más de 1 millón de bolivianos.

Seis personas, entre exsecretarios y actuales autorizaron las contrataciones con Representaciones, Ingeniería y Desarrollo de Proyecto (Ridepro) SRL entre julio de 2015 y septiembre de 2017, de acuerdo con los documentos a los que este medio accedió.

El concejal de Unidos por Cochabamba (UNICO), Edwin Jiménez, denunció el 7 de mayo que la Secretaría Administrativa y Financiera erogó casi 150 mil bolivianos en dos meses por contrataciones menores que beneficiaron a una sola persona. La alcaldesa suplente temporal, Karen Suárez, instruyó a la Unidad de Auditoría Interna y al Director de Transparencia y Lucha contra la Corrupción “esclarecer denuncias sobre las supuestas irregularidades”.

Pero, hay más casos similares. La empresa Ridepro SRL sumó al menos 32 contrataciones de entre 4.922 y 49.969 bolivianos.

Los gastos por montos menores a 50 mil bolivianos no requieren de la firma del Alcalde.

El ahora exsecretario Administrativo y Financiero Diego Moreno firmó al menos 12 para esa empresa. La exautoridad, quien está implicada en los casos Mochilas I y II y otros, salió de Bolivia el 24 de abril. El 17 de noviembre de 2016 puso su rúbrica en la orden de servicio de mantenimiento de oficinas 2 por un monto de 40.100 bolivianos. En la misma fecha firmó tres más, de entre 37.939 y 41.526 bolivianos, para “reparación y mantenimiento” de oficinas 4, 1 y 5, cada una con 15 días de tiempo de servicio.

El 15 de diciembre de 2016 autorizó la reparación de oficina 7 por 7.642 bolivianos y el 21 del mismo mes dos órdenes también para reparación de ambientes por 43.006 y 48.972. El día 24 dio la orden de compra de persianas a Ridepro, con 45.151 bolivianos.

En 2017 hubo cuatro contratos más firmados por Moreno para el mismo beneficiario por montos de entre 10.007 y 42.130 bolivianos para mantenimiento de ambientes e instalación eléctrica, en todos los casos por 15 días.

La secretaria de Desarrollo Humano, Andrea García, firmó siete contrataciones en favor de Ridepro, todas en 2017 y para 15 días de servicio. La orden con menor presupuesto fue de 1.600 bolivianos para la compra de espejos y el más alto por 49.969 para el mejoramiento de pasillo planta alta, barandas y cableado eléctrico. La mayoría tiene costos superiores a los 48.800.

El secretario General, Ricardo Pol, firmó cinco, el más alto el 27 de abril de 2016 por 48.856 bolivianos para la remodelación de la oficina de Dirección de Desarrollo Organizacional en dos días.

También hizo cinco contrataciones el secretario de Desarrollo de Infraestructura Territorial, Carlos Abasto, la más elevada para refacción del piso del Salón de los Espejos de la Alcaldía por 47.570 bolivianos en 10 días.

El secretario Ejecutivo, Alex, Contreras, hizo dos órdenes para reparación de inmuebles y para un cambio de piso por montos de 14.300 y 4.922.

El secretario de Asuntos Jurídicos, Jorge Ibáñez, autorizó el cambio de piso de su secretaría cuando era titular de Gobernabilidad por 27 mil bolivianos.

Contreras manifestó que para estos contratos se realiza una calificación “a través de tres cotizaciones como mínimo”. “En la Secretaría Ejecutiva tenemos solo contrataciones menores y hacemos una invitación, pero se presentan varias empresas y se elije a la menor”.

Explicó que se puede repetir el beneficiario “si cumple” con los requerimientos. Sin embargo, acotó que se debe “democratizar” el manejo de los recursos.

El presidente del Concejo, Iván Tellería, informó que ya se hicieron solicitudes para investigar estos temas.///


Fuente: www.kandire.bo/15731-32-contratos-de-la-Alcaldia-de-Cochabamba-por-montos-menores-a-los-50-mil-bolivianos-beneficiaron-a-una-sola-empresa.html

N Nacional

hace 5 mese(s)

,

Al menos 32 contratos de la Alcaldía de Cochabamba por montos menores a los 50 mil bolivianos beneficiaron a una sola empresa por un total de más de 1 millón de bolivianos.

Seis personas, entre exsecretarios y actuales autorizaron las contrataciones con Representaciones, Ingeniería y Desarrollo de Proyecto (Ridepro) SRL entre julio de 2015 y septiembre de 2017, de acuerdo con los documentos a los que este medio accedió.

El concejal de Unidos por Cochabamba (UNICO), Edwin Jiménez, denunció el 7 de mayo que la Secretaría Administrativa y Financiera erogó casi 150 mil bolivianos en dos meses por contrataciones menores que beneficiaron a una sola persona. La alcaldesa suplente temporal, Karen Suárez, instruyó a la Unidad de Auditoría Interna y al Director de Transparencia y Lucha contra la Corrupción “esclarecer denuncias sobre las supuestas irregularidades”.

Pero, hay más casos similares. La empresa Ridepro SRL sumó al menos 32 contrataciones de entre 4.922 y 49.969 bolivianos.

Los gastos por montos menores a 50 mil bolivianos no requieren de la firma del Alcalde.

El ahora exsecretario Administrativo y Financiero Diego Moreno firmó al menos 12 para esa empresa. La exautoridad, quien está implicada en los casos Mochilas I y II y otros, salió de Bolivia el 24 de abril. El 17 de noviembre de 2016 puso su rúbrica en la orden de servicio de mantenimiento de oficinas 2 por un monto de 40.100 bolivianos. En la misma fecha firmó tres más, de entre 37.939 y 41.526 bolivianos, para “reparación y mantenimiento” de oficinas 4, 1 y 5, cada una con 15 días de tiempo de servicio.

El 15 de diciembre de 2016 autorizó la reparación de oficina 7 por 7.642 bolivianos y el 21 del mismo mes dos órdenes también para reparación de ambientes por 43.006 y 48.972. El día 24 dio la orden de compra de persianas a Ridepro, con 45.151 bolivianos.

En 2017 hubo cuatro contratos más firmados por Moreno para el mismo beneficiario por montos de entre 10.007 y 42.130 bolivianos para mantenimiento de ambientes e instalación eléctrica, en todos los casos por 15 días.



La secretaria de Desarrollo Humano, Andrea García, firmó siete contrataciones en favor de Ridepro, todas en 2017 y para 15 días de servicio. La orden con menor presupuesto fue de 1.600 bolivianos para la compra de espejos y el más alto por 49.969 para el mejoramiento de pasillo planta alta, barandas y cableado eléctrico. La mayoría tiene costos superiores a los 48.800.

El secretario General, Ricardo Pol, firmó cinco, el más alto el 27 de abril de 2016 por 48.856 bolivianos para la remodelación de la oficina de Dirección de Desarrollo Organizacional en dos días.

También hizo cinco contrataciones el secretario de Desarrollo de Infraestructura Territorial, Carlos Abasto, la más elevada para refacción del piso del Salón de los Espejos de la Alcaldía por 47.570 bolivianos en 10 días.

El secretario Ejecutivo, Alex, Contreras, hizo dos órdenes para reparación de inmuebles y para un cambio de piso por montos de 14.300 y 4.922.

El secretario de Asuntos Jurídicos, Jorge Ibáñez, autorizó el cambio de piso de su secretaría cuando era titular de Gobernabilidad por 27 mil bolivianos.

Contreras manifestó que para estos contratos se realiza una calificación “a través de tres cotizaciones como mínimo”. “En la Secretaría Ejecutiva tenemos solo contrataciones menores y hacemos una invitación, pero se presentan varias empresas y se elije a la menor”.

Explicó que se puede repetir el beneficiario “si cumple” con los requerimientos. Sin embargo, acotó que se debe “democratizar” el manejo de los recursos.

El presidente del Concejo, Iván Tellería, informó que ya se hicieron solicitudes para investigar estos temas.///


Notas Relacionadas