Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Más de 20 muertos en un intento de fuga de "película" de la penitenciario de Belém en Brasil

hace 9 dia(s)

,

Diecinueve presos y un agente penitenciario murieron este martes durante un intento de fuga grupal de una cárcel en Belém, en el norte de Brasil, donde un número impreciso de personas resultaron heridas.

El movimiento fue originado desde el exterior y tuvo apoyo desde dentro por parte de reclusos armados. Se utilizaron explosivos contra uno de los muros del presidio, añadió Globo.

La misma fuente señaló que entre los muertos estaba un agente penitenciario y que varias personas resultaron heridas de gravedad en el hecho, ocurrido en el complejo carcelario de Santa Izabel. El caso se suma a una larga serie de problemas de descontrol en las prisiones de Brasil, muchas de las cuales están sobrepobladas y controladas por el crimen organizado.

Este martes por la tarde, en el Centro de Recuperación Penitenciario de Pará III, un grupo de hombres armados intentó invadir el centro carcelario para ayudar una fuga masiva promovida por varios presos, según la Secretaría de Seguridad Pública de Pará.

Además del guardia, entre las víctimas figuran presos que pretendían fugarse y algunos de los hombres armados que atacaron el centro carcelario. Otros cuatro agentes penitenciarios quedaron heridos en el enfrentamiento entre los guardias que defendían el presidio, los delincuentes que lo atacaron y algunos de los presos que intentaba huir y que estaban armados.

Según las autoridades regionales, los pistoleros que intentaron dar apoyo a la fuga utilizaron explosivos para derribar el muro de un patio en el que estaban los reclusos que organizaron la fuga. Tras la explosión se produjo un intenso intercambio de disparos que terminó recién con la llegada de refuerzos policiales.



Las autoridades carcelarias incautaron dos fusiles, tres pistolas y dos revólveres que aparecieron  junto a los cuerpos de los presos y de los atacantes muertos.

PENAL SOBREPOBLADO

El Complejo de Santa Izabel alberga a 659 internos pese a que su capacidad es para 432 reclusos y, además del elevado hacinamiento, sus condiciones sanitarias son consideradas como deficientes por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Al final de la tarde la Secretaría de Seguridad Pública dijo no tener detalles de cuántos presos están entre las víctimas y si algunos de los reclusos consiguieron huir.

Las rebeliones de presos, las fugas, los asesinatos de reclusos y los enfrentamientos entre bandas rivales por el control de la venta de drogas en los centros carcelarios son recurrentes en las cárceles brasileñas.

En enero del 2017 el país vivió uno de los peores hechos de estas características, cuando en el Complexo Penitenciário Anísio Jobim, en la ciudad amazónica de Manaus, 56 presos murieron en una lucha entre grupos rivales.///