Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

A un mes de la intervención en Palmasola, no existe procesos contra policías por los cobros irregulares

hace 5 mese(s)

,



A casi un mes de la intervención policial al régimen abierto del penal de Palmasola, el más poblado del país con más de 6.000 reos, las investigaciones solo desenmarañaron gran parte de la red de extorsión, de violencia y de corrupción que manejaba Víctor Hugo Escobar Orellana, ‘Oti’, antes exmandamás del centro, ahora preso aislado en Chonchocoro de La Paz. 

Han caído familiares y se busca a exreos que colaboraban con Oti, pero aún faltan piezas para armar por completo el ‘rompecabezas’ llamado Palmasola. Una, quizás la principal, tiene que ver con la responsabilidad de malos miembros de las dos instituciones encargadas de hacer cumplir las reglas en cualquier centro penitenciario del país, Régimen Penitenciario y la Policía.

Ambas instancias, por el momento, aparecen al margen de los actos irregulares, aunque al igual que las extorsiones dentro del penal, los cobros para dejar hacer y pasar por la puerta principal de la cárcel, fueron una situación anómala que todos comentaban y conocían, pero que nadie denunció formalmente.

Una prueba de estas irregularidades es que hasta antes de la toma de régimen abierto y del relevo de la mayoría de los policías que custodian el lugar, las visitas pagaban ‘religiosamente’ como mínimo Bs 10 para ingresar, monto por el que no se daba factura y que no está descrito en ningún manual de administración carcelaria.

“Ahora los policías ya no cobran nada”, aseguró una mujer que el jueves visitó a su esposo en el penal. Sin embargo, aún ninguna autoridad ha salido a explicar adónde iba el dinero de esos pagos y tampoco se conoce, por el momento, de algún proceso administrativo o penal contra algún gobernador penitenciario o el administrador civil que delega el Ministerio de Gobierno a través de Régimen Penitenciario a todas las cárceles.

En la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi) de la Policía, que está bajo el mando del coronel Marco Santa Cruz, no se ha recibido hasta el momento ninguna denuncia contra policías de bajo o alto rango por presuntas irregularidades en el cumplimiento de sus funciones en Palmasola. 
Solo se reporta un proceso contra un exgobernador de la cárcel, pero no por los cobros irregulares que se hacían, sino por un incidente con otro uniformado de bajo rango.

El representante nacional de la Defensoría del Pueblo, David Tezanos, indicó que son varias las denuncias verbales sobre los abusos policiales en los penales, pero lamentó que ninguno de los afectados formalice sus quejas.

El presidente del Tribunal Departamental de Justicia, Zenón Rodríguez, calificó como ilógico pensar que solo fueron los reclusos quienes actuaron, “la lógica nos dice que había policías en Palmasola que permitían todo”.
El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, reconoció que existe corresponsabilidad de algunas exautoridades policiales que estuvieron a cargo del penal en los controles, pero que eso no debe hacer suponer que sigue reinando el caos en Palmasola, ya que aseveró “hemos impuesto el orden en la cárcel con trabajo, ya no existen liderazgos, eso se acabó”.

Finalmente la Fiscalía, que está al mando de las investigaciones, ha indicado que el caso Palmasola apenas comenzó a ser escudriñado y que aún faltan muchas horas de trabajo para saber quiénes permitieron llegar al extremo en el que se vivía en el penal, donde un reo mandaba el destino de todos y los malos agentes, involucrados en la corrupción, ‘volcaban’ la cara a otro lado para dejar pasar.

Un ejemplo de esto fue lo que ocurrió con un exgobernador, que ante la negativa de Oti para ir hasta su oficina para hablar sobre ‘temas internos’, decidió ingresar al régimen abierto para ‘aclarar’ las cosas. Sin embargo, esta decisión no fue la más acertada, ya que el agente fue golpeado por los reos y luego retirado a patadas del lugar.

El agente de Inteligencia, dijo que el gobernador no hizo nada luego del incidente, ni denunció el ataque, porque fue amenazado por el exlíder de los reos con hacer público los pagos irregulares que este oficial recibía. Ahora este exjefe está desde finales del año pasado en la reserva. ///


Notas Relacionadas