Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Evo Morales confía en que La Haya dictamine a su favor y ya comienza a pensar en mediadores

hace 6 mese(s)

,

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se declaró confiado de un fallo favorable de la Corte de La Haya sobre su demanda marítima contra Chile. Añadió que su cumplimiento requerirá de mediadores internacionales y que piensa en el papa Francisco o la ONU para ese rol.

“Un país democrático como Chile tiene que respetar cualquier resolución que emita la Corte Internacional de Justicia” (CIJ) de La Haya”, afirmó Morales.

“Vamos a terminar esta política de dilación del Estado chileno” para negociar el centenario reclamo boliviano, agregó en un encuentro con la prensa extranjera.

Morales hizo una evaluación de la demanda presentada -en abril de 2013- en contra de Chile, y así negociar una salida al mar. A su criterio, ya fue una “victoria” que en septiembre de 2015 la Corte se declarara competente para examinarla.



En este contexto, el gobernante boliviano afirmó que Chile “hizo promesas” desde el siglo pasado, en diferentes gobiernos y momentos sobre una salida al mar, pero que las negociaciones se postergaban y los acuerdos nunca llegaron.

Es por ello -opinó- que se trata de una demanda “justa” y que Chile estará obligado a dialogar y solucionar un asunto que no debería “pasarse a las futuras generaciones”.

El lunes 19 de marzo será la primera jornada en que las delegaciones de los dos países emitirán los alegatos orales de este proceso ante el tribunal, cuyo fallo podría conocerse a finales de este año o inicios del próximo.

Para después, el mandatario consideró necesario que se escojan mediadores que hagan un seguimiento, como la ONU, “que legalmente tiene la obligación de hacer respetar el fallo”, o tal vez el papa Francisco, organismos internacionales o expresidentes de otros países.

Incluso expresó su optimismo, aunque no dio detalles, de que una salida al Océano Pacífico “podría ser únicamente decidida por Chile” sin requerir una consulta de Perú, como exige un tratado entre Santiago y Lima de 1929.


Notas Relacionadas