Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

L Local

Los 10 reclusos del ‘bote’ no tienen pisada en Palmasola; seis fiscales indagan el motín

En el pasado, estos reos eran los amos del penal, pero acabaron proscritos en el bote por sus fechorías y porque un grupo rival tomó el mando. Serán trasladados a otros centros.

hace 3 mese(s)

,

No hay otra salida. Los 10 reclusos que la noche del miércoles fueron rescatados por la Policía del ‘bote’ (celda de castigo) de la cárcel de Palmasola y trasladados a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) serán enviados a otros centros penitenciarios del país para preservar sus vidas, puesto que en todos los pabellones del reclusorio cruceño están proscritos por su alta peligrosidad y por la rivalidad con quienes ahora tienen el mando en el recinto.

Así lo confirmó el comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, señalando que se tomó la decisión de retirarlos porque corrían el riesgo de morir a manos de sus enemigos. 

“Son 10 reos que en anteriores años eran miembros de ‘la pesada’ (máximo grupo de poder), que ahora no tienen cabida en ningún régimen de Palmasola. Desgraciadamente ellos buscaron esa forma de vida y ese es el trato que ahora reciben de los otros reclusos; por eso pasaban sus días en el bote”, manifestó Siles y agregó que en las próximas horas serán repartidos en diferentes cárceles del país.

Entre los reclusos que estaban confinados figuran cuatro sentenciados a 30 años por asesinato, uno condenado a 18 años por ese mismo delito, tres por robo agravado, uno que purga pena por robo agravado y violación y el último que está detenido preventivamente por robo agravado y tentativa de asesinato.

Dos hipótesis
Sobre el amotinamiento perpetrado la tarde del lunes, Siles confirmó que existen dos hipótesis: una, que se trató del descontento generalizado de los internos por el retiro de los niños que viven en la cárcel a raíz de un abuso sexual a una menor de ocho años dentro del penal, y la otra teoría sostiene que la intención era un ataque directo a los recluidos en el ‘bote’.

Hace una semana, los agresores amenazaron de muerte a los aislados en el ‘bote’, ubicado detrás del pabellón de mujeres y a unos 150 metros del PC-4. Esa vez no pasó a mayores, pero el lunes rompieron cadenas en la puerta de acceso del PC-4 (régimen abierto) sobrepasando la escasa resistencia de los policías que vigilaban desde la parte externa y fueron por sus rivales. Empero, poco antes, los 10 del bote recibieron ayuda de internos del PC-6 y escaparon como pudieron. En represalia, la turba acometió contra los salvadores, que dejaron la piel en los alambres para ponerse a buen recaudo. Ahora, 38 del PC-6 pernoctan en el coliseo del pabellón femenino.

Los daños materiales en el bote y el PC-6 son evidentes. La turba rompió todo y saqueó las pertenencias ajenas. En la confusión, escaparon seis reclusos saltando los seis metros de la muralla perimetral. Cuatro fueron recapturados en los alrededores y dos están prófugos: Gadiel Torrico y Jhony Beltrán.

El comandante de la Policía aseguró que se conformó un grupo especial para la recaptura de los fugitivos, integrado por agentes de la Felcc, de Inteligencia, de Interpol, además del personal de frontera que fue alertado luego de la fuga. 

Sobre el atraco a un taxista por el mercado Primavera, la Policía ha descartado que lo haya ejecutado Johnny Beltrán, uno de los prófugos. 

Apuntan al regente

Familiares de los 10 internos, ahora bajo protección en la Felcc, señalaron como responsable de la embestida contra los suyos a Víctor Hugo Escóbar Orellana, alias ‘Oti’, actual regente del PC-4, y por información extraoficial, señala que será llevado a otro penal.

La mujer de uno de los proscritos, que evitó identificarse, dijo que Oti, con sentencia de 30 años por el asesinato de dos policías el 13 de abril de 2009, en la comisaría del estadio Tahuichi Aguilera, tiene todo el poder en el penal y lo exhibe con estos abusos.

Consultado al respecto, el comandante policial indicó que se está verificando si es cierta la denuncia contra el regente. La existencia de pugnas de poder son innegables. Lo confirmaron los propios reos del bote en un video grabado en una sala oscura, donde siete aparecen a contraluz y emiten un comunicado.

“Señores de la prensa nosotros somos las personas damnificadas por el tema de que nos han avasallado los del PC-4. Estamos pidiendo garantías para nuestras vidas porque nos han querido matar”, manifiesta uno y prosigue: “Aquí es tierra de nadie, la justicia no existe; se acordarán de las cosas que van a pasar dentro de Palmasola. Ellos nos quieren culpar de todo lo que ocurre en el penal aún sabiendo que vivimos encerrados con candados”.

Otro sujeto señala: “El señor regente no pudo con nosotros. Oti nos mandó matar, pero no pudo, no hay vuelta”. Un tercero fue más allá y dijo:
“Yo le puse tanga, que nunca se olvide... Víctor Hugo, alias el Oti, jamás te vas olvidar de eso”.

Herido sigue delicado

El Ministerio Público indaga el caso con seis fiscales para aclarar la causa del motín. La fiscal Yolanda Aguilera manifestó que no se ha tomado declaración al interno Andrés Roca, que resultó herido de bala en el abdomen durante la revuelta.

Roca tiene 50 días de impedimento por las lesiones. La fiscal indicó que el asignado al caso está tomando declaraciones a funcionarios del penal por la vía informativa.

Admiten que hay armas

Siles admitió que los internos del penal tienen armas de fuego aunque descartó que sean de los policías. Aseveró esto con base en testimonios de los propios uniformados que vieron a reos armados. Esta información fue dada por el defensor del pueblo David Tezanos a EL DEBER el miércoles y ayer la reiteró señalando que se hallaron casquillos, indicios de que hubo disparos. “Estos hechos estaban siendo ignorados y los hicimos públicos para evitar más violencia”, manifestó Tezanos. 

Por otra parte, sobre los 38 reos del PC-6 que se encuentran en el coliseo de mujeres, se conoció que se están refaccionando sus instalaciones, aunque no se sabe cuándo estarán habilitadas. Una de las posibilidades que se maneja es llevarlos a la Guardería del pabellón de mujeres. Mientras tanto, están siendo resguardados por la Policía. 



Se salvan de que policías les disparen

Los reos del PC-6 a través de una carta a la que EL DEBER tuvo acceso, relataron detalles del motín que creen que pudo haber terminado como la matanza que hubo en este penal en 2013 que dejó 37 muertos. 

Señalan que fueron atacados cuando cocinaban y otros ya almorzaban y pudieron huir, pues creen que si el ataque se hubiera realizado de noche, la masacre hubiese sido inminente.

En la carta aseguran que los del PC-4 les dispararon con armas de fuego y que cuando intentaban huir a otro pabellón se toparon con un grupo de policías que les apuntaban para dispararles creyendo que ellos promovían el motín. Sin embargo, se salvaron porque junto con ellos habían tres uniformados que estaban de guardia y también huían por sus vidas. 

Dicen que hasta el momento no se han reunido con el gobernador de la cárcel ni con el director de Régimen Penitenciario. 

Los reos del ‘bote’

Roberto Carlos García 
Figueredo, alias kili (33)

Asesinato
Sentenciado a 30 años.
Pedro Justiniano Rojas (40)

Asesinato
Condenado a 30 años
Marcelo Álvarez Vargas (42)

Asesinato
Sentenciado a 30 años
Dani Jarez Cuéllar (37)

Asesinato
Condena de 18 años
Cover Saavedra Coimbra (42)

Robo
Sentenciado a 5 años.
Ernesto Gutiérrez Rivero (42)

Robo agravado
Siete años de condena
Herlan Medina Rojas (30)

Asesinato
Condenado a 30 años
Mauricio SolIz Rojas (35)

Asesinato
Sentenciado a 30 años
Luis E. Heredia Moreno (33)
Robo y tentativa de asesinato

Detención preventiva
Julio César Medina C. (41)

Robo agravado y violación
Condenado a 20 años.

 

 

BR


Notas Relacionadas